Ir
Enfermera judía amamanta a una bebé palestina que sufrió un accidente
Esto demuestra que no debemos perder la fe en la humanidad.
Enfermera judía amamanta a una bebé palestina que sufrió un accidente

Esta historia comenzó de una manera trágica, una bebé de nueve meses viajaba con sus padres cuando sufrieron un aparatoso accidente, el cual acabó con la vida del padre y dejó a la mamá gravemente herida. Afortunadamente, la bebé resultó casi ilesa, pero llegó un momento en el que ya tenía mucha hambre y dada las condiciones de salud de su madre, no podía amamantarla.

 

Después de intentar darle un poco de leche de fórmula con biberón, no lograron que la bebé lo aceptara, ya que sólo había sido amamantada por su madre. El personal del hospital y los familiares de la bebé estaban desesperados y fue entonces cuando la enfermera judía,  Ula Ostrowski-Zak, se ofreció a amamantarla. Le dió de comer cinco veces al día, haciendo pausas en su trabajo para alimentar a la pequeña.

 

Cuando la enfermera se fue a su casa, las tías se plantearon quién alimentaría al bebé, pero Ula se encargó de publicar el asunto en un grupo de Facebook de La Liga de Leche y logró, en sólo dos horas, encontrar madres dispuestas a donar su leche o incluso viajar para alimentarla.