Ir
La lactancia se complica más en mamás de más de 40 años
Abandonar la lactancia se vuelve una constante en mamás maduras.
La lactancia se complica más en mamás de más de 40 años

Ser mamá a los 40 o incluso a los 50 años de edad se convierte en un verdadero reto físico y mental. Estas mujeres viven en una constante: amplias jornadas de trabajo dentro y fuera de sus casas, por lo que la lactancia materna se convierte en otra complicación más para llevar a cabo.

 

Es normal que como todo, con menos años, las cosas se enfrentan con más facilidad, y lo mismo ocurre con la maternidad, cuestiones como el descanso, que está relacionado con el sueño de los bebés y tener que llegar al trabajo al día siguiente habiendo pasado mala noche, no siempre se enfrenta igual a los veintitantos que a los cuarenta y tantos.

 

Las cargas laborales de mujeres de más de 40 y sus enormes responsabilidades hacen que tengan poco tiempo para salir a amamantar a sus bebés y terminan recurriendo a las leches de fórmula, es por eso que, la lactancia parece que disminuye en mujeres maduras sobre las jóvenes.