Ir
Fibromialgia en el embarazo, ¿cómo se manifiesta?
A pesar de ser poco común, la fibromialgia también puede manifestarse durante el embarazo
Fibromialgia en el embarazo, ¿cómo se manifiesta?

La fibromialgia llega a afectar entre 3 y 6 millones de personas cada año. Este se manifiesta como un dolor generalizado y crónico en todo el cuerpo, y se presenta más en la población femenina: cerca del 80% de pacientes con fibromialgia son mujeres.

 

Además del dolor corporal, los síntomas de la fibromialgia son debilitantes, causan sensación de quemazón, movimientos espasmódicos o involuntarios de los músculos. Las sensaciones son más notorias en los brazos, la cintura, los hombros y el área del cuerpo. También está asociado a complicaciones gastrointestinales.

 

Debido a las complicaciones y al cambio de estilo de vida provocado por la fibromialgia, las personas que la tienen también suelen padecer síntomas de depresión y ansiedad, pues hasta el momento los tratamientos para aliviarla o curarla no son del todo efectivos, ni tampoco se sabe a ciencia cierta qué es lo que la ocasiona.

 

A pesar de que los estudios de la fibromialgia en el embarazo son escasos, se ha descubierto que en la población femenina los síntomas pueden acentuarse durante la gestación, especialmente en el tercer trimestre.

 

En un estudio elaborado en Noruega en 1997, las embarazadas con fibromialgia reportaron que los síntomas se acentuaron todavía más 3 meses después del parto, además de una gran incidencia de depresión posparto ocasionada por esta enfermedad. Por otro lado, los bebés nacidos de mamás con fibromialgia no presentaron problemas de salud, nacieron en la fecha estimada y con un buen peso, por lo que se piensa que esta enfermedad no afecta directamente al bebé.

 

De hecho, existe una teoría no comprobada de que el embarazo podría aliviar de algún modo los malestares de la fibromialgia. Muchas de las embarazadas declararon que las náuseas y los vómitos cesaron y que se sentían mejor que antes de estar embarazadas.

 

 

Se piensa que este alivio de los síntomas puede ser causado por los efectos de la hormona ovárica conocida como relaxina. Durante la gestación, la cantidad de relaxina en el organismo aumenta 10 veces más, lo que puede ocasionar que los síntomas de la fibromialgia se reduzcan.

 

Recuerda que para tener un diagnóstico certero de fibromialgia, es importante acudir con el médico especialista que indicará el mejor tratamiento para cuidar tu salud y la de tu bebé.

 

TEXTO: MIGUEL SORIA