Categorías
Ser Mamá

¿Cuándo comenzar a hacer yoga con tu bebé?

Quieres hacer yoga con tu bebé porque además de ayudarte a guardar la línea después del parto, sabes que te ayudará a mejorar tu desempeño como mamá; pero, ¿cuándo comenzar a ponerse en movimiento?

Para Nicole Bishop, practicante de Hatha Yoga (un tipo de yoga) desde hace más de 10 años: «Practicar esta actividad con el bebé hace a las mamás más intuitivas y serenas a la hora de atenderlo, y al pequeño lo ayuda a conectarse mejor con su nuevo medio, de una manera más sana, amable y natura». Por ello, pon en marcha estos consejos; te ayudarán a iniciar del mejor modo para ti y tu bebé.

¿Cuándo empezar?

Como al principio lo más importante no es el ejercicio físico sino la vinculación con el niño, no necesitas estar completamente recuperada del parto para empezar a realizar posturas yóguicas, siempre y cuando la fuerza de éstas no recaiga sobre el abdomen.

El peque, por su parte, también puede beneficiarse con esta disciplina desde los primeros días de su nacimiento.

Puedes comenzar, por ejemplo, recostándote junto con el pequeño y colocando una de tus manos sobre su ombliguito, mientras colocas la otra sobre tu abdomen, cierras tus ojos y te concentras en el ritmo de la respiración de ambos. Es una forma completamente inofensiva (y muy yóguica) de hacer conciencia sobre la llegada de ese pequeño ser a tu vida.

Desde luego, los ejercicios cuya fuerza recaen directa o indirectamente sobre los  músculos del abdomen, debes dejarlos para después; a partir del mes y medio tras el nacimiento del nene, si el parto fue vaginal, y para después del segundo mes posparto, en el caso de que haya nacido por cesárea.

De hecho, practicar yoga con el nene debe ser una actividad relajada, tranquila; si al principio él se rehusara a cooperar, no te preocupes, pospón la sesión y, en tanto, disfruta dándole tu atención, percibiendo su ritmo cardiaco, mirándolo…

Por Felipe Salinas

Categorías
Ser Pareja

Cómo superar los problemas cotidianos de pareja

La monotonía, la pesadez de los días, las responsabilidades con los hijos, el trabajo, la casa, los gastos… son muchos temas que rondan sus cabeza y es completamente comprensible que tengan «malos días». Solo no permitan que arruinen su bonita vida familiar; te dejamos estos tips para superar los problemas cotidianos de pareja que sin duda, surgen. 

PONLOS EN PRÁCTICA

  1. Comunicar el problema al otro, pedir su ayuda; explicarlo a la pareja y hacerle ver que no sabemos cómo resolverlo. Decidir en ese momento si es un problema que compete a los dos o a uno solo.
  2. Especificar bien el problema, intentar aislarlo del resto de componentes que nos pueden llevar a hacerlo más grande.
  3. Elegir el momento adecuado; evitar plantear un problema cuando el otro está cansado, enfermo, cuando hay otras personas delante o cuando no tenemos tiempo suficiente para dar una solución.
  4. Mantener una postura activa, dando soluciones posibles sin descartar nada de antemano.
  5. No dejar pasar el problema ni convivir eternamente con él.
  6. Tener paciencia y aceptar que todos tenemos problemas y que nos puede llevar algún tiempo dar con la solución más beneficiosa para nosotros.
  7. Aprender a escuchar al otro. No siempre tenemos la verdad absoluta.A veces una
    opinión neutral, de algún amigo o compañero, puede ayudar. Recuerden que los familiares no son neutrales y tenderán a ponerse siempre de un lado de la balanza.
  8. Aceptar que los problemas forman parte de la vida y que casi siempre tendremos algo que resolver.
  9. Ver a mi pareja como a un aliado y no como a un enemigo más al que tengo que combatir.
  10. Considerar que si no pueden solucionar el problema y están enfrascados en una relación de «tú me dices, yo te digo», es mejor solicitar apoyo terapéutico.

Por Felipe Salinas

Categorías
Especiales

¿Disciplinar a tu hijo desde los 7 meses de nacido? Sí, te decimos cómo lograrlo

Entre que no quiere comer, tender su cama, levantar sus juguetes, apagar la pantalla, dejar el celular, ponerse los zapatos, vestirse, dejar de correr por la casa… Toda una batalla diaria ocurre cuando de disciplinar a tu hijo se trata. ¿Qué hacer?

Probablemente este recurso que estamos por compartirte te sea de mucha utilidad en el tema de disciplinar a tu hijo.

LA CLAVE ES ESTABLECER RUTINAS

Las rutinas ayudan a los niños a saber de llevar un orden y ser ordenado, cumplir reglas y tener límites; le dan estructura. Por ello, si desde bebé lo acostumbras a las rutinas, cuando niño no te costará trabajo que te haga caso cuando le pidas que mantenga sus juguetes en una caja o que se lave los dientes o que cuando es tiempo de comer no se juega o que hay un límite para usar la tablet.

Aunque, esto no significa que si tienes un hijo mayorcito las rutinas no te sirvan, solo que quizá necesites más paciencia con él.

Las rutinas lo disciplinan desde bebé

Todavía hasta su sexto mes de vida es necesario que te doblegues cada vez que tu bebé quiera dormir o comer. A partir del séptimo mes podrás empezar a atenderlo siguiendo un orden (a: cuando despierte, darle de comer; luego, cambiarle el pañal; después jugar con él y por último, acostarlo para que se vuelva a dormir. Y lo mismo cada día, introduciendo de manera gradual actividades como el baño, el paseo en carriola, etcétera.

¿Cómo trabajarlas?

  1. Las actividades más importantes a incluir en las primeras rutinas son: desayuno, comida y cena; refrigerios, sueño nocturno y, al menos, una siesta. Si logras que tu
    hijo esté satisfecho en todo esto, será más fácil que se adapte luego a un determinado orden.
  2. Establece las rutinas en las horas que requieren una mayor organización, como la mañana, antes del trabajoguardería y la tarde-noche, previo a la hora de dormir. Esto redundará en menos batallas con el pequeño.
  3. Si tienes algún niño mayorcito (de cinco años en adelante), involúcralo en la planeación de las rutinas.
  4. Elabora carteles que ilustren lo más simple posible la secuencia de las actividades a realizar por tu pequeño (y por ustedes los padres, de preferencia). Esto será un
    recordatorio y motivador permanente para todos.
  5. Incluye en la rutina algo de tiempo libre para tu niño, con el propósito de que también dé rienda suelta a su espontaneidad y aprenda a entretenerse por sí mismo.
  6. Coloca recordatorios para el peque (por ejemplo, en las puertas de su cuarto) de lo que tiene que hacer en determinado periodo de tiempo. También puedes hacer
    sonar el reloj despertador para indicar que el tiempo de cierta actividad, como el juego, se ha agotado.
  7. Ya que tu niño esté bien adentrado en la rutina, prémialo cada vez que haga algo sin ayuda ni recordatorio; por ejemplo, cuando guarde un juguete después de usarlo.
  8. Recuerda, un niño necesita tomarse su tiempo para asimilar todas las nuevas cosas que lo rodean, no puede responder con la rapidez que tú quisieras ya que su
    aprendizaje es gradual, sé paciente con él.

Por Felipe Salinas

Categorías
Padres e Hijos

15 consejos para una vida más saludable

Si sientes que le hace falta algo a tu vida, sigue estos 15 consejos para una vida más saludable.

  1. Piensa positivo. Ver la vida del lado positivo ayuda a tomar decisiones más acertadas. Las personas optimistas tienen 55% menos probabilidades de enfermarse.
  2. Desayuna siempre. El desayuno es el alimento más importante del día, ya que es con lo que empezarás tus actividades. Incluye una porción de cada grupo alimentario según el plato del buen comer.
  3. Comer una manzana al día alargará tu vida. Las manzanas aportan fibra, pocas calorías, mejoran el aliento y previenen la formación de colesterol.
  4. Prefiere botanas saludables. No mueras de hambre entre comidas, come un plato de fruta, jícama o pepino, una barra de cereal, cacahuates naturales, nueces o pistaches, te aportarán nutrientes.
  5. Lee. Ayuda a mejorar la ortografía, aumenta la creatividad e imaginación.
  6. Haz deporte. Ejercitarte 30 minutos tres veces a la semana te ayudará a tener más energía, ayudará a que tu corazón funcione mejor, le bajarás al estrés, sentirás tu cuerpo más saludable y te verásmuy bien.
  7. Evita futuras enfermedades haciéndote estudios a tiempo. Si te realizas exámenes de rutina periódicamente, ayudarás a tu cuerpo a estar más sano. Estos son los estudios que debes realizarte: * Examen general de orina, * Niveles de glucosa, colesterol y presión arterial, * Papanicolau, * Mastografía (después de los 40 años)
  8. No te saltes comidas. Brincarte la comida o la cena te hará subir de peso, lo recomendable es hacer cinco comidas al día (incluyendo colaciones).
  9. Toma agua. Hidrátate con agua natural, se recomienda tomar dos litros de agua al día.
  10. Ve al dentista. Hazte una revisión de tus dientes cada seis meses, es importante a cualquier edad. Evita enfermedades de las encías, mal aliento o pérdida de dientes si después de comer te cepillas los dientes, usas hilo y enjuague bucal.
  11. Adiós al cigarro. Fumar puede desencadenar en varias enfermedades, además tienes mal aliento, tus dientes se hacen amarillos y tu ropa se impregna del olor.
  12. Duerme bien. Tu cuerpo debe descansar por lo menos siete para que se regenere y cure tus dolores físicos.
  13. Alcanza metas. Cada que inicies un nuevo día piensa en lo que quieres lograr. Cumplir tus propósitos, mejorarán tu autoestima.
  14. Para alcanzar el éxito necesitas combinar tres aspectos: orden, disciplina, limpieza. 
  15. Armoniza tu casa. Pon en marcha estas acciones:

1) Cuida tu hogar. Haz  una lista de todos los espacios que tienes en tu casa (alacena, clóset, cajonera…) Y saca todo lo que no hayas usado en los últimos seis meses.

2) Organiza. Remueve la energía redecorando. Cambia muebles de lugar, quita cosas del suelo y quita todo lo que ensucie tu vista o espacio.

3) Ordena. Ten cada cosa en un lugar, así la encontrarás más rápido cuando la necesites.

4) Limpia. Ten higiene en electrodomésticos, utensilios de cocina y espacios de convivencia familiar.

5) Ten una lista de pendientes. Quizá se acaba el champú y se olvida comprarlo hasta que lo necesitas volver a usar, para evitar este tipo de frustraciones, será mejor que tengas una lista a la mano de las cosas que necesitas para tu hogar. Así también de arreglos como llamarle al plomero, electricista…

La fórmula secreta para disfrutar de una vida sana es lograr el equilibrio en cuerpo y mente.

¿Qué tip te funciona a ti para armonizar tu vida?

Categorías
Ser Mamá

Cómo alejar a las personas tóxicas de tu vida

Si tienes una actitud positiva ante la vida, contagias a las personas a tu alrededor, los animas a desarrollarse y crecer, lo mejor es alejar a las personas tóxicas de tu vida.

Atrae vibra positiva

Muchas veces nos relacionamos con personas que no son como creíamos o que nos hacen daño  provocando sentimientos negativos (autoestima baja).

Las relaciones tóxicas te hacen sentir cansada, ansiosa y sin energía.

Huye de las personas negativas, si tienes a tu lado a personas con estas características, pinta tu raya:

* Posesiva, siempre te dice qué hacer y cómo hacerlo.

* El yo. Solamente piensa en sí mismo.

* Hiere tus sentimientos. Te critica y te hace sentir menos.

* Celosa. Intenta ser mejor que tú pero de una forma fea.

* Manipuladora. Te controla o miente para obtener algo.

Si respondiste sí al menos a dos oraciones, aléjate de esa persona tóxica pues podrías caer en estado de ansiedad o depresión porque de alguna forma te obligas a complacerla. Además de que te succiona vida y podría traerte enfermedades como dolor de cabeza y estómago.

Identifica a la persona tóxica

Seguro conoces a alguna persona, familiar, amigo cercano o del trabajo que por alguna razón te hace sentir incómoda. Lo primero que debes hacer es identificarlo.

Si no puedes evitar convivir con esa persona porque está dentro de tu equipo de trabajo o es tu vecina o alguien cercano, sólo trátala con respeto, pero ten un contacto mínimo, deja que se te resbalen sus comentarios y no dejes que vea que lo que hace o dice te afecta.

Si esa persona ha conseguido dañarte, calma, enfócate en lo positivo que tienes en tu vida (tu casa, tu familia, tu bebé, tu trabajo, tus papás, tus amigas cercanas, tu carrera profesional…). cuando estés cerca de ella. En la medida de lo posible ten el menor contacto con ella.

Personas valiosas

Ya que hiciste un análisis de las personas tóxicas, ahora haz uno de las personas que son valiosas para ti, que te llenan de alegría, las puedes identificar porque…

• Te aceptan como eres.

• Ven lo bueno de ti.

• Te ayudan a lograr sueños y metas.

• No te piden nada a cambio.

• No te critican ni se burlan de ti.

Si la persona tóxica es tu pareja, sé muy consciente de que no va a cambiar y que te seguirá haciendo daño día tras día, no permitas que tu hijo también caiga en ese círculo o peor, que lo lastime a él también. Tú tienes el poder en tus manos.

¿A cuántas personas tóxicas conoces?

Te interesa: 5 reglas de oro para comer en familia

Categorías
Así Crece

Batman le ayudará a tu hijo a perder el miedo a la oscuridad

¿Tu hijo es fan de Batman? ¡Buenas noticias! Batman le ayudará a tu hijo a perder el miedo a la oscuridad.

Batman es uno de los superhéroes más grandes del mundo, ¿lo mejor de él? Que no posee superpoderes, sino que con su astucia y habilidades siempre logra derrotar a los villanos y uno de sus primeros retos a vencer desde niño, fue perder el miedo a la oscuridad.

Antes de convertirse en el Caballero de la Noche, Batman también fue niño, además, un niño asustado y temeroso por la muerte de sus padres, la situación más dolorosa a la que tuvo que sobreponerse.

¿Tu hijo le tiene miedo a la oscuridad?

Puedes usar la historia y ejemplo de Batman para enseñarle a tu hijo cómo ser valiente. Batman ha trabajado mucho para conquistar sus miedos.

Quizá puedas decirle a tu hijo: “yo pienso que Batman cree que la oscuridad puede dar mucho miedo, pero por eso, la hace su aliada y así vence a los villanos, recuerda que lo llaman el Caballero de la Noche”.  

Pijama de Batman, ¡al rescate!

Otra gran opción para empoderar a tu hijo: ¡una pijama de Batman! Ponerse un atuendo que sea referente a su superhéroe favorito puede ayudar a tu hijo a sentirse poderoso y valiente, ¡como Batman! Cada noche puedes crear una rutina en donde después del cuento nocturno y el beso de las buenas noches, le recuerdes que no hay por qué temerle a la oscuridad y que él es tan valiente como Batman.

¿Por qué los niños le temen a la oscuridad?

  1. El miedo a la oscuridad es uno de los más recurrentes entre niños de 3 a 6 años.

  2. La mayoría de los niños asocia a la oscuridad con pesadillas, monstruos y a que mamá y papá no están.
  3. Si tiene un hermano, amigo o primo o ve alguna serie de televisión o película en donde alguien le tema a la oscuridad, puede adoptar la actividad por imitación.

Estos tips ayudarán a que tu hijo supere el miedo a la oscuridad

Jugando. Inventa algún juego que tenga que ser de noche o con la luz apagada, podría ser escondidillas o leer cuentos (que no sean de terror), “gallinita ciega”, que es como las escondidillas pero quien busca debe tener los ojos vendados, así caerá en la cuenta de que jugar en la noche puede ser algo genial.

Pinten a oscuras. Existen muchas marcas de pinturas, plumones, colores, plumas y hasta masa moldeable ¡que brillan en la oscuridad! Así que pueden ponerse creativos en familia y hacer algo de arte, ¡a oscuras! Tip extra: pongan música feliz o relajante para que sea una experiencia aún más placentera para tu hijo.

Cacería de monstruos. Apaga todas las luces de tu casa y ve con tu hijo recorriendo cada rincón y habitación sólo usando una lámpara, enséñale que no hay nada qué temer, que no hay monstruos bajo su cama ni dentro del clóset, que su casa es la misma tanto de noche como de día.

Prepara una rutina relajante y feliz antes de dormir. Dale un baño con agua caliente a tu hijo, una merienda rica en frutas, verduras y proteína, evita los azúcares y carbohidratos, canten una canción juntos, lean una linda historia, dale un masaje en pies y manos con una crema de lavanda, apapáchalo con su peluche favorito… Todo lo que sea necesario para que tu hijo se vaya a la cama tranquilo y descanse bien.

Lean juntos. Léele un cuento en donde el protagonista supere su miedo a la oscuridad.

Felicítalo. Cada mañana al despertar, felicítalo y hazle saber lo orgullosa que estas de él si una noche antes no se despertó con miedo, velo empoderando para que solito ya no sienta miedo.

Prémialo. Si cumple al menos una semana sin despertarse con miedo, prémialo por ser cada día más valiente.

Obras de teatro. Creen juntos un entretenido teatro de sombras e imaginen las historias más chistosas.

Cine en la pared. Proyecta imágenes o una película en la pared.

Ponle más atención. Hagan actividades divertidas y alegres durante la tarde para que tu hijo se acueste contento.

Un poco de luz. Si tu hijo tolera un poco de luz, podrías dejarle una pequeña lámpara encendida. Deja encendida alguna lámpara en el pasillo o baño.

No a los monstruos. Si tu hijo tiene de uno a 9 años, no lo dejes ver películas o animaciones que sean de terror, traten de zombies, hombres lobo, vampiros o que mencione que los monstruos salen en la noche. Tu hijo estará preparado para ver estos contenido alrededor de los 10 años.

Siempre cerca. No cierres completamente la puerta de su habitación, así se sentirá acompañado.

Dale apoyo. Si tu hijo llora en la noche porque tiene miedo, consuélalo pero no enciendas ninguna luz, hazlo sólo cuando se calme. Si prendes la luz para ayudar a tranquilizarlo, no superará su miedo.

Enfrenten su miedo. Si tu hijo tiene miedo a la oscuridad, lo mejor que puedes enseñarle es a enfrentarlo (y así con cualquier miedo que tenga). Debes enseñar a tu hijo a afrontar lo que le llena de temor dándole tu amor, comprensión, empatía, apoyo y seguridad. Nunca te burles de él ni minimices la situación, acuérdate de cuando eras niño, ¿a qué le temías? ¿Cómo lo superaste?

Si has hecho todas estas actividades y tu hijo no supera el miedo a la oscuridad, lo más recomendable es que lo lleves con su pediatra y quizá te recomiende la visita a algún psicólogo que le pueda ayudar a que esa situación no afecte su desarrollo personal y escolar. Ojo, si tu hijo no lo supera en la infancia, el problema puede agravarse y convertirse en una fobia (nictofobia).

¿Tu hijo tiene pesadillas recurrentes? ¿Tu hijo le teme a la oscuridad?

Categorías
Ser Familia

La clave para evitar el estrés en tu hogar

Orden y limpieza son dos acciones mágicas para evitar el estrés en tu hogar.

Además de ser un lugar de descanso, tu casa debe motivarte e inspirarte, cuando lo consigas, obtendrás el equilibrio y evitarás vivir en un ambiente de estrés.

¿Qué necesitas?

Para vivir en un ambiente libre de estrés, procura que todos los elementos estén en armonía y en el lugar adecuado.

Sigue esta guía para armonizar tu hogar:

Ordena muebles

Usa el color adecuado en tus paredes

Procura poner la mesa del comedor junto a una ventana, lo más alejado de la puerta

Coloca flores sobre una mesa

Ten algún móvil de viento

Protege tu hogar de la energía negativa con un reloj de péndulo

Sobre la mesa pon un  adorno dorado

Procura tener iluminación natural

Cuida una plantita para eliminar malas vibras

Adorna varios rincones con fotos en pareja, con amigos, de tu familia y tu hijo

Te recomendamos pintar las paredes de estos colores:

Durazno, o terracota para aumentar la comunicación entre los miembros de tu familia.

Verde para estimular las buenas ideas.

Azul para mantener la intimidad.

Amarillo para llamar a la energía positiva.

Blanco o tonos neutros dan un ambiente de confianza.

La casa es un lugar en donde tu familia pasa hora importantes del día, procura que sea un lugar cómodo, feliz e inspirador para todos.

¿Tu casa te estresa? ¿Piensas que tu hogar no es un lugar de descanso?

Categorías
Nutrición

Consume estos alimentos y evita la anemia

¿Te detectaron anemia en el embarazo? A veces, aparece en el embarazo pero con estos alimentos evita la anemia y los peligros para ti y tu bebé.
La clave: incrementa tu consumo de hierro.

Con el embarazo, tu metabolismo cambia y tu cuerpo requiere más nutrientes para alimentar a tu bebé en gestación.

¿Qué es la anemia?

La anemia es una insuficiencia de glóbulos rojos (dificultad para transportar oxígeno).

Hay varios tipos de anemia:

Gravídica: los glóbulos rojos disminuyen por el aumento en el volumen sanguíneo.

Megaloblástica: es un déficit de vitamina B12, hay mayor probabilidad de que mujeres vegetarianas lo presenten.

Deficiencia de ácido fólico: trabaja con el hierro en la formación de los glóbulos, si hay un déficit se complica esta acción.

Síntomas de anemia

Si presentas uno o varios de estos síntomas, ve con tu médico de inmediato.

Fatiga

Palpitaciones

Somnolencia

Taquicardia

Sudoración

Palidez

Dificultad para respirar

Pérdida de sangre (requiere hospitalización inmediata)

¿Cómo sé si tengo anemia?

Además de presentar alguno de los síntomas descritos, los análisis de sangre que te haces cada mes durante el embarazo indican tus niveles de hemoglobina.

¿Cómo afecta mi embarazo?

El tipo y grado de anemia determinan los problemas:

Cuando las cantidades de hemoglobina y glóbulos rojos están por debajo de los valores normales, el diagnóstico apunta a un embarazo de alto riesgo. Puede haber sufrimiento fetal o riesgo de parto prematuro. Incluso podrías padecer preeclampsia, infecciones urinarias o riesgo de infecciones posparto.

Todas las mujeres podrían presentar anemia durante el embarazo, pero estos son los factores de riesgo:

* Mujeres que no llevaban una buena alimentación antes del embarazo

* Mujeres que vomitan con frecuencia

* Si tienes muchos mareos los primeros meses de gestación

* Si has tenido varios hijos en menos de dos años

* Si tu embarazo es gemelar o múltiple

* Si de adolescente tuviste menstruaciones abundantes

* Ser mamá adolescente

Recomendaciones

Realízate todos los estudios médicos que tu médico señale, por lo general, la anemia aparece en la semana 20 de embarazo, cuando aumenta tu volumen sanguíneo y tu bebé necesita más hierro.

Consume más alimentos ricos en hierro

CARNES: res, cerdo…

AVES: pollo, pavo…

PESCADOS: pescados azules, mariscos, sardinas y anchoas.

VEGETALES: de hojas verdes, col, brócoli…

LEGUMBRES: habas, chícharos, frijoles y semillas.

PAN: pasta, arroz y cereales integrales.

YEMA de huevo y nueces.

FRUTAS: elige las que son ricas en vitamina C, como naranja, fresa, toronja, ya que favorecen la absorción del hierro.

Ten en mente que bebidas como tés y café dificultan la absorción del hierro, tómalos después de una hora de consumir alimentos ricos en hierro.

Si tienes un déficit de hierro, tu medico te recomendará lo que es mejor para ti y tu bebé, sigue al pie de la letra todas las indicaciones.

¿Te han detectado anemia en el embarazo? ¿Qué dice tu doctor?

Categorías
Ser Mamá

Cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima

La creatividad te da la oportunidad de resolver problemas y adaptarte a lo desconocido, con estos tips de decimos cómo ser más creativa y aumentar tu autoestima.

El cerebro está dividido en dos hemisferios: el lado derecho controla las aptitudes espaciales, el reconocimiento de imágenes y aprecia el arte y la música. El izquierdo, controla el lenguaje, las matemáticas y las habilidades lógicas. Cuando realizas algo nuevo, pones a trabajar a uno u otro hemisferio.

¿A qué ayuda ser creativa?

Ayuda a conocerte mejor.

La creatividad te hace más atractiva para el sexo opuesto.

Cómo ser más creativa

Cambia tu perspectiva. Hoy proponte llevar a cabo una actividad que nunca has hecho o algo que haces siempre de forma cotidiana, resuélvelo de una manera diferente. Por ejemplo, en lugar de café hazte un té o jugo frutal, toma otro camino a casa de tus papás, el salir de tu rutina ayudará a mejorar tu creatividad.

Nunca digas nunca. El obstáculo más grande para cambiar, eres tú misma, anímate a intentar cosas diferentes y a salir de tu zona de confort.

Cambia tu vocabulario. Elimina frases como “no puedo”.

Escribe tus problemas. Si le has dado vueltas y vueltas a un asunto, te vendrá bien ponerlo en papel, al hacerlo mirarás todo con nuevos ojos

Platica con otras personas. Quizá estás enfrascada en un problema y al entablar un diálogo con un conocido verás las cosas desde otra perspectiva.

Pon música. Generalmente cuando estás relajada vienen ideas nuevas a tu cabeza, escríbelas porque con las actividades del día a día pueden olvidarse.

Descansa. Si algo te abruma, te provoca estrés o ansiedad, lo mejor será que le des la vuelta, cuando dejas de pensar en algo constantemente, por arte de magia aparece la solución.

Cómo ser más creativa mejora mi autoestima

¿Cómo te percibes y qué quieres que las otras personas piensen de ti?

El secreto para encontrarte, es estar en paz contigo. Para lograrlo y encontrar tu identidad, debes vivir en equilibrio.

Quererte, cuidarte, conocerte y entenderte es vital para vivir feliz. Estos tips te ayudarán a reforzar tu autoestima.

No tengas miedo de aceptarte, eres única y diferente a las demás.

No le copies a nadie, atrévete a ser tú.

¿Qué tipo de mujer eres?

Cómo te percibes dice mucho de tu personalidad.

Natural: libre y práctica en todos los sentidos. No sacrificas comodidad por estética.

Tradicional: transmites confianza y te gustan las rutinas.

Elegante: llamas la atención.

Romántica: muy femenina y detallista.

Seductora: provocadora, usas colores vivos y ropa ajustada.

Creativa: evitas las rutinas, te gusta mezclar colores y texturas.

A la moda: adoras que te volteen a ver, tu personalidad es fuerte.

Intenta ir cambiando hábitos poco a poco y verás como tu vida cambia para bien.

¿Qué estilo te define? ¿Te cuesta trabajo hacer cambios en tu vida?

Categorías
Padres e Hijos

¡Auxilio! Mi hijo siempre está sucio

Si cada que volteas a ver a tu hijo, cierras los ojos y exclamas: ¡cielos, mi hijo siempre está sucio!… Te diremos que es normal ¡y signo de que es un niño sano!

Sí, ya sabemos que a ti te da el infarto cuando ves la ropa sucia, llena de tierra, plastilina, pintura… Pero es normal y saludable que siempre veas a tu hijo con la ropa sucia.

La única razón real: ¡disfruta mucho ensuciándose!

Los niños de uno a seis años están en un proceso de exploración de su entorno. Cuando era bebé, tu hijo seguro se llevaba todo a la boca. Ahora satisface esa curiosidad manipulando los objetos y apropiándose de él con lo que puede: araña, aplasta, rompe, escarba…

¿Tu hijo ama saltar en los charcos? ¿Jugar con lodo? ¿Comer el pastel con las manos? ¿Tu hijo siempre está sucio?

Gracias a estas acciones aprende a expresar sus emociones y a conocer su propio cuerpo (la destreza de sus dedos, la presión que ejercen sobre las cosas…).

A su edad, ten en mente que no le importa su aspecto y no entiende muy bien la diferencia entre “limpio” y “sucio” y sé consciente de que cuando juega, no se da cuenta de que se está manchando.

El concepto de limpieza que tenemos los adultos es muy distinto. Pero no le puedes exigir a tu hijo mientras juega que no se ensucie y menos regañarlo.

Evita decirle frases como:

“Mira tu ropa”

“Qué sucio estás”

“Eres muy cochino”…

Sabemos que está la creencia social que te agobia como mamá ya que se piensa que un niño limpio es igual a que tiene buenos padres, pero te tenemos una sorpresa: ¡es a la inversa! Un niño sucio es igual a un niño feliz (claro, hay sus excepciones y no hay que exagerar, después de cada juego, hay que lavarle las manos y meterlo a bañar para evitar infecciones y enfermedades).

Establece límites razonables, por ejemplo, si tu hijo va a jugar al patio, con plastilina, pintura o algo que seguro le dejará una mancha, cámbialo de ropa y di frases como estas:

“Puedes jugar con la plastilina si te quitas tu playera nueva”.

“Juega en el pasto todo lo que quieras, pero antes de entrar a casa, sacúdete bien”.

Lo ideal es inculcarle a tu hijo buenos hábitos de higiene y salud, y que debe lavarse las manos después de jugar, antes de comer y después de ir al baño.

¿Cómo te hace sentir que tu hijo siempre esté sucio?