Categorías
Ser Familia

9 argumentos que necesitas considerar antes de tener un segundo hijo

En realidad, tal y como la psicoterapeuta Adriana Tribiño apunta, “nadie más que los padres pueden saber si están preparados o no para tener un segundo hijo, o tercero”. De todos modos, a la hora de tomar la decisión, conviene pensar y anaizar algunas cuestiones, como:

Antes de tener un segundo hijo necesitas considerar que…

  1. Todas las rutinas volverán a cambiar

Traer un nuevo miembro a la familia supone cambiar otra vez el estilo de vida: horas de sueño, más trabajo para papá y mamá, relaciones con las amistades, etc. Sí, pero… es algo por lo que en este caso la pareja ya había pasado anteriormente y en realidad ahora se consideran mucho más experimentados como para hallar el modo de sobrellevar los cambios que un hijo más impondría.

  1. Es pronto para saber si realmente se desea otro

Si se tienen los hijos demasiado seguidos, la madre no está totalmente recuperada y las criaturas suelen nacer más débiles. Sí, pero… esta opinión sólo es cierta en caso de que no se lleguen a esperar siquiera 18 meses. Pero, tal y como ha revelado un estudio reciente de la Universidad de San Francisco, California, publicado por el New England Journal of Medicine, el intervalo ideal entre hermanos es de 24 a 35 meses. Basta ese tiempo para que el cuerpo de la madre se recupere y los niños tengan un buen peso al nacer.

  1. Se necesita más dinero

Llevar a tres niños al colegio a la vez, darles de comer y vestirles es todo un desafío monetario. Y a no ser que se tenga una economía boyante, los tres, tanto los dos anteriores como el nuevo, verán mermada su calidad de vida, sobre todo cuando sean mayores. Sí, pero… es cierto que se necesita más dinero, y también que el dinero no lo es todo en esta vida. Además, los padres veteranos no tienen que hacer una inversión tan grande como los novatos.

Pueden aprovechar la cuna, el coche, el baño, y otras muchas cosas como juguetes y libros de los dos anteriores. Claro que el tercero se convierte así en el eterno heredero de cosas usadas, pero no es tan grave. En cuanto al colegio y la universidad siempre se puede contar con la enseñanza pública, que es gratuita.

  1. El espacio de tu casa

¿Cómo va a caber un tercer niño en una casa en la que hay sólo dos dormitorios? ¿Y qué hacer si se tienen ya dos niños y de pronto llega una niña? Sí, pero… durante el primer año sera más fácil, pues el bebé puede dormir en la habitación de los padres. Pero, sobre todo si es niña, una de las prioridades para los futuros padres será hallar una casa con tres dormitorios.

  1. Salir de viaje o a comer con los tres será una locura

¡Se acabaron los viajes largos y los restaurants los domingos! Si ya con dos era casi imposible salir de casa, con tres sera como en el circo: más difícil todavía. Sí, pero… para salir de viaje todo es cuestión de organizarse. Hacer las maletas con algo de antelación y pedir la colaboración del niño mayor. En cuanto a comer en un restaurante, se trata de algo pasajero pues con un poco de paciencia, en tres o cuatro años los tres niños pueden convertirse en comensales de primera.

  1. Existirá más rivalidad entre los hermanos

La competitividad y celos entre ellos serán mayores si son tres que dos. El mayor y el menor pueden aliarse en contra del mediano y la convivencia doméstica se convertirá en un campo de batalla. Sí, pero… lo importante es que entre un hijo y otro haya al menos tres o cuatro años de diferencia para que el niño tenga tiempo de disfrutar de la atención de sus padres, de ese modo no rivalizará tanto con el hermano recién llegado. Por otro lado, cuando hay tres hermanos se entretienen y divierten más jugando entre ellos.

  1. La ilusión no será la misma que con el primero

El tercero no procura las mismas satisfacciones que los dos primeros porque todas las monerías de los bebés se han convertido en rutinas. Sí, pero… los sentimientos de amor y responsabilidad que se tuvieron hacia los dos hijos anteriores no disminuyen, y tampoco es cierto que a cada hijo no se le quiera tanto como al primero. Sin embargo, lo que sí resulta probable es que los padres no tengan tanta ansiedad ni que consultar todos los manuales sobre parto y lactancia que encuentren en las librerías; pero, en este caso, la experiencia sólo juega a favor.

  1. No será fácil encontrar quién los cuide

Al ser tres, las niñeras preferirán ir a otras casas donde sólo haya uno o dos niños, pues el trabajo será menor. Sí, pero… a veces un solo niño puede dar más trabajo que tres si no está bien educado. Y además el mayor puede representar una ayuda para cuidar y entretener a los pequeños.

  1. Con más niños que adultos, la casa será un caos

Tres niños descontrolados representan un peligro continuo. Mientras uno se cae estrepitosamente por la escalera y el otro juega con la pelota en el salón a punto de romper el televisor, el tercero no parará de llorar porque quiere más biberón o le molestan los dientes.

Sí, pero… no hay que pretender que todo sea perfecto e idílico. Con los niños ya se sabe que la vida es impredecible, así es que lo mejor es no anticipar problemas que todavía no han surgido e ir resolviendo las crisis según aparezcan, una a una.

FOTO GETTY IMAGES

Si bien la decisión de tener un segundo necesita ser bien pensada y planeada, un segundo hijo tiene muchos beneficios, sobre todo para los niños, como hermanos. por ello, es importante ayudarlos a tener una relación afectiva sana. 

Crea entre tus hijos una buena relación de hermanos

Categorías
Embarazo

¿Qué es la placenta previa y por qué representa un alto riesgo?

¿Qué es la placenta previa y por qué representa un alto riesgo?

Por Bárbara S. Resardi

Cuando tu médico te ha hecho el diagnóstico de placenta previa siempre existen riesgos; pensar en las complicaciones que podría tener tu bebé al ser prematuro te provoca miedo, estrés e incertidumbre.

¿Qué es la placenta previa y por qué representa un alto riesgo?

Si es tu caso, lo más recomendable es llevar un estricto control prenatal y realizar ultrasonidos frecuentes para asegurar el buen desarrollo de tu pequeño. Los expertos aconsejan que lo ideal en estos casos es tener un parto por medio de cesárea; de lo contrario, habría riesgo de hemorragia.

Evita esto en el embarazo…

Hierbas que debes evitar durante el embarazo

¿Qué es?

Es una complicación que puede darse en el embarazo y que se caracteriza porque la placenta crece por debajo del útero y acaba cubriendo todo el cuello uterino.

¿Cómo se diagnostica?

Por medio de un ultrasonido y si este síntoma: el más significativo es el sangrado repentino, que puede ser severo y ocurrir sin dolor. Suele manifestarse al final del segundo trimestre o a principios del tercero.

¿Cómo actuar ante un sangrado?

Se recomienda reposo y, dependiendo del riesgo, en varios casos debe ser absoluto. Es probable que se requiera hospitalización para controlar todos tus signos. Te pedirán abstención de relaciones sexuales y tal vez deberán ponerle una inyección de esteroides a tu bebé para ayudar a que sus pulmones maduren.

Refuerza a tu bebé con estas vitaminas…

El poder del ácido fólico

¿Cuáles son los riesgos para tu niño?

El mayor riesgo es el nacimiento prematuro, y esto implica que tu hijo puede presentar problemas de salud, ya que como deja el vientre cuando sus órganos todavía no han madurado, puede sufrir…

  • Complicaciones al nacer
  • Dificultades respiratorias
  • Hipertensión pulmonar
  • Anemia
  • Problemas de nutrición
  • Inflamación intestinal severa
  • Sangrado cerebral
  • Hipoglucemia
  • Retinopatía
  • Lesiones graves en los ojos

¿Hay alguna complicación posparto?

Podrías tener una recuperación posparto muy lenta y ciertas dificultades para amamantar.

ESTA NOTA PRIMERO SE PUBLICÓ EN LA VERSIÓN IMPRESA DE PADRES E HIJOS DE SEPTIEMBRE 2018.

Sigue todas las indicaciones de tu médico al pie de la letra para cuidar tu salud y la de tu bebé.

¿Tu médico te indicó este padecimiento?

Foto: Getty Images

Quizá te preguntes esto…

¿Importa el tamaño de la panza en el embarazo?

Categorías
Padres e Hijos

El Principito, 7 frases para niños

El Principito, 7 frases para niños

El Principito es un libro que nos deja grandes enseñanzas de vida. Aquí las mejores frases para niños.

¿Quién era Antoine de Saint-Exupéry?


Antoine Marie Jean-Baptiste Roger Conde de Saint-Exupéry​ nació en Lyon, Francia un 29 de junio de 1900 y murió el 31 de julio de 1944. Fue un aviador y escritor francés, famoso por ser el autor de la obra El principito.

Mira cómo vivir más feliz…

6 hábitos positivos que cambiarán tu vida

El Principito, 7 frases para niños

El Principito es un libro que nos deja grandes enseñanzas de vida. Aquí las mejores frases para niños.

El Principito es una obra con valiosas enseñanzas sobre la vida.

¿Le has leído el libro a tu hijo?

Foto: Getty Images

Esto podría servirle a tu hijo…

Beneficios de la música clásica para tu bebé

Categorías
Especiales

¿Por qué a tu hijo le divierten tanto las cosquillas?

«¡Otra vez, mami!»… las cosquillas son una sensación muy placentera, tanto que aunque puedan llegar a causar «angustia» ¡deseamos más y más! ¿Pero por qué y por qué les gustan tanto a los niños? 

Básicamente hay dos explicaciones:

Le dan placer

La sensación placentera de las cosquillas libera dopamina, que obliga al cerebro a desear más; ocurre que el cerebro siempre buscará aquellas experiencias gratificantes ¡y las cosquillas lo son!

La dopamina es el centro del placer de nuestro cuerpo, ya que regula la motivación y el deseo, esto hace que tu hijo quiera repetir la conducta que le está proporcionando beneficios o placer (justo como las cosquillas).

Lo curioso es que la dopamina se libera tanto con estímulos agradables como con desagradables, por lo que si bien las cosquillas llegan a generar ambas sensaciones, tu hijo siempre querrá conseguir más.

 Lo hacen sentir vinculado a mamá y papá

Las investigaciones en el tema han revelado que la respuesta de las cosquillas sirve para crear vínculos sociales. Por esta razón, el cerebro no reacciona cuando uno mismo trata de hacerse cosquillas: las autoinfligidas no tienen mucho sentido ni finalidad en la sociabilización y menos en la necesidad biológica de sobrevivencia, en el sentido de que necesitamos vincularnos con los otros para satisfacer nuestras necesidades básicas.

En este sentido, los bebés y los niños, que instintivamente se saben vulnerables y con la necesidad de la protección de los adultos que los cuidan, usan las cosquillas como un medio para conectar con ellos, socializar y crear lazos afectivos que les garanticen la sobrevivencia.

Por esto mismo, desde esta teoría darwinesca, se cree que la función primera de  las cosquillas es el vínculo afectivo con la madre, y, posteriormente, esa misma felicidad se extiende a otras relaciones sociales.

Son un tipo de juego

Los niños son los maestros del juego porque les crea mucho placer y las cosquillas tienen relación con las conductas de juego: el cerebro es  capaz de rastrear el propio movimiento y por eso sabe dónde está la propia mano, por ejemplo. Pero desconoce y no puede saber dónde estará la del otro. En tal sentido, es un juego en elq ue la diversión radica en el facto sorpresa: no saber por dónde va a venir la sensación placentera.

Con información de Psyciencia

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a leer también:

La risa de un bebé nos muestra su salud

 

Categorías
Ser Bebé

Hasta el año de edad, esto vivirás al dormir a tu bebé

Esto es a lo que te enfrentarás al dormir a tu bebé, los primeros meses. Aunque, conforme más lo conozcas y aprendas a identificar sus necesidades, sabrás qué hacer para dormirlo y ayudarlo a conciliar el sueño. 

Es bien cierto que a muchos padres les preocupa el sueño del bebé antes de que incluso nazca: «¡Ojalá duerma bien!» o «a ver si hay suerte y nos da mejores noches que su hermana». Los quebraderos de cabeza provocados por las profecías del entorno («aprovechen ahora, que luego no van a pegar el ojo») junto con consejos diversos (y a veces contradictorios entre sí), convierten el sueño en uno de los temas más controvertidos de la crianza en los primeros meses.

Sin embargo…

Cuando conoces a tu bebé es más fácil saber cómo solucionar este tema en cada etapa:

Los primeros tres meses 

Los bebés ya duermen en el útero materno y cuando nacen, su sueño es casi igual al que tenían dentro de la pancita de mamá. Por ese motivo, nuestros esfuerzos en esta etapa deben centrarse en conseguir recrear un entorno con condiciones parecidas a las de su vida dentro del útero materno, para que tu bebé duerma tranquilo y en la cantidad que necesite.

¿Qué puedes hacer? Al igual que en la pancita de mamá, necesita que se le ofrezca comida cuando tiene hambre (la lactancia materna a demanda es lo ideal), mucho contacto físico y balanceo (mecerlo es una excelente idea para calmarlo cuando está inquieto), una temperatura agradable y sonidos monótonos (nanas, cantos, susurros..).

De 4 A 7 meses

El bebé va creciendo y madurando, por lo que su sueño también. En esta etapa, en la que ya diferencia el día de la noche, tu bebé hará un par de siestas diurnas y por la noche dormirá un periodo de tiempo más largo. El número total de horas de sueño se reduce (entre diez y quince horas diarias), pero se van concentrando en la noche, lo que te permitirá disfrutar de sus lindezas durante el día y, por la noche, descansar un poco más. Aun así se trata de una fase bastante inestable y con frecuentes despertares.

¿El motivo? En primer lugar, se incrementan las fases del sueño (de dos a cuatro), por lo que hay una maduración neurológica que conlleva cierta adaptación. Y en segundo lugar, las experiencias diurnas van adquiriendo unos tintes mucho más movidos: tu bebé ya puede sentarse (por lo que su campo visual cambia por completo, ¡ahora puede ver algo más que el techo!) o agarrar cosas con las manos, y sus relaciones con los demás son más intensas y recíprocas (ya sonríe cuando se le saluda, hace ruiditos cuando mamá le susurra tiernas palabras, etc.).

El resultado de todo ello es que los niveles de atención y excitación alcanzados durante el día (además del tono muscular, que se incrementa por el desarrollo postural), son más complicados de regular que durante la noche.

De 8 A 12 meses

Alrededor de los ocho meses aparece en los bebés la angustia de la separación (algunos pequeños la manifestarán con más intensidad que otros), por lo que aquellos que hasta ahora habían dormido más o menos bien, puede que ahora empiecen a tener más despertares. Y es que la necesidad de comprobar que tiene cerca a mamá es suficiente para que todo su cuerpo se ponga en alerta solo con dejar de «olerla» en la misma habitación pueden inquietarse.

Si a esto le sumamos que comienzan a asomar los primeros dientecitos y que el gateo (o el comienzo de la locomoción) le da acceso a todos los rincones del mundo (y no quiere dejar de explorar ni de día ni de noche), tienes como resultado un sueño que no termina de ser tranquilo ni estable, aunque hay bebés que precisamente por el desgaste diario, comienzan a dormir ahora mejor –y, a veces, por un mayor periodo de tiempo–.

Uno de los cambios más significativos asociados a sus nuevas habilidades motoras es precisamente que se mueven mucho más por la noche: dan patadas, reptan por la cama (amaneciendo, casi siempre, justo al revés de como se acostaron), se giran sobre sí mismos e incluso se ponen de pie, cosa que altera el sueño… ¡pero de los padres! Por eso en esa etapa la opción de cuna pegada a la cama de los mayores suele ser la preferida.

FOTO GETTY IMAGES

Conocer los estados del sueño de tu bebé también te permitirá ayudarlo a dormir mejor. 

Conoce las estados del sueño de tu bebé para ayudarlo a dormir mejor

Crear un ambiente y hábitos adecuados le permitirán conciliar el sueño profundo, ¡más pronto! Te invitamos a ver este video con tips para lograrlo. 

 

Categorías
Ser Bebé

¿Qué necesita tu bebé para gatear?

En las condiciones adecuadas, la mayoría de los niños gatean. Basta con cubrir el mínimo: libertad de movimiento. Te contamos acerca de qué necesita tu bebé para gatear. 

Existe la creencia generalizada de que el gateo puede darse o no, y de que las condiciones necesarias para que se dé son una especie de misterio que no depende de los papás. Es un error. Las condiciones sí dependen de ti. Los estudios demuestran que la mayoría de los bebeés pueden gatear en las condiciones adecuadas. Pero, ¿cuáles son estas condiciones?

¿Qué necesita tu bebé para gatear?

Desde luego, no estar recostado en una cama, sino lo que todos los seres vivos necesitan para moverse: un medio dónde hacerlo y un motivo. El motivo es intrínseco, es decir, un bebé sano, sin duda, deseará moverse.

Te compartimos estos tips para facilitar que tu hijo comience a gatear: 

1. Hasta los tres meses: cuando no esté en tus brazos, tu bebé debe pasar la mayor parte del tiempo acostado boca arriba, en una superficie dura. Los primeros meses se puede en la cuna.

2. A partir de los tres meses: empezará a necesitar más espacio para moverse y darse la vuelta; quizá durante un corto periodo de tiempo, uno o dos meses, sirva un corralito. Después necesitará más espacio, ya que empezará a voltearse con agilidad de un lado a otro. También girará sobre su ombligo y más tarde, si le das mayor espacio, a arrastrarse para alcanzar objetos.

3. Uno de los errores más comunes es incentivar al bebé para que gatee cuando piensas que ha llegado el momento. Para entonces se han perdido miles de oportunidades de entrenar los músculos necesarios. No gatea porque haya cumplido X meses, sino porque lleva meses entrenándose secretamente para ello, acostado sobre su espalda y sobre su vientre, dando vueltas y haciendo piruetas.

4. Pon en práctica algunos juegos de estimulación del movimiento con tu bebé. te compartimos algunos en esta nota que los divertirán mucho.

5 Ejercicios para estimular el gateo de tu bebé

¿Sabías que algunos niños no se arrastran, gatean directamente; o al revés?

Algunos prácticamente no gatean porque se arrastran y llegan a todas partes así. Es igual de válido siempre que utilice los dos hemisferios, es decir, que coordine derecha e izquierda.

Tips para adecuar el espacio donde comenzará a gatear:

  • No vale cualquier suelo. No sirve uno frío por motivos obvios, pero tampoco una mantita que se arruga conforme tu bebé se mueve. Lo mejor son los suelos cálidos, como el parqué.
  • Puedes recubrir su habitación con una alfombra pesada y amplia o con piezas de puzzle de goma dura.

Beneficios de que tu hijo gatee

Los bebés suelen empezar a gatear entre el noveno y el décimo mes, aunque algunos se lanzan a andar sin haber gateado nunca. Cuando tu hijo comience a gatear, busca alargar esta etapa, porque le fomentarás estos beneficios en su desarrollo:

  • Fortalece los músculos y las articulaciones de brazos, piernas, cuello y espalda.
  • Mejora su capacidad de coordinación y equilibrio.
  • Le ayuda a comprender la distancia y el espacio.
  • Satisface su curiosidad y ganas de aprender.
  • Aumenta su autonomía porque comienza a tomar sus primeras decisiones: «¿voy por la pelota o con mi mami?».

Descubre más beneficios del gateo en esta nota:

Beneficios del gateo en los bebés

FOTO GETTY IMAGES

 

Categorías
Ser Mamá

7 claves para vencer tus miedos

7 claves para vencer tus miedos

Por Josselin Melara y Mayra Martínez

¡Que nada te detenga! Vence tus miedos y cumple tus sueños. El miedo es una sensación natural en los seres humanos. Y de hecho, es necesaria: el miedo sirve como un incentivo para la supervivencia y, gracias a esta sensación, somos capaces de evitar incidentes y aprender a cuidarnos.

7 claves para vencer tus miedos

No obstante, también existe el miedo crónico: ese que nos paraliza y no nos permite sentir paz ni tomar decisiones. De hecho, el escritor y psicólogo Jorge Bucay define al miedo como uno de los tres enemigos de la felicidad, junto con la vergüenza y la culpa, por lo cual, el miedo puede destruir nuestra seguridad, nuestra autoestima y, por ende, nuestra felicidad.

No prejudiques a tu hijo…

3 conductas que sobreprotegen a tu hijo y disminuyen su autoestima

¿Tienes algún miedo en particular o sientes miedo por varias cosas?

Sentir miedo constante ante los factores de la vida no es normal, y es importante vencer esta sensación para ser felices. Aquí te damos estas 7 pautas para que tus miedos desaparezcan. ¡Toma nota!

  1. Admite tus miedos: el primer paso es aceptar que tienes miedo, así, comenzarás a construir confianza en ti.
  2. Apunta tus miedos: elige un cuaderno especial donde apuntes todos tus miedos. Al verlos escritos, sentirás un control sobre ellos.
  3. Identifica su origen: seguramente sientas vergüenza por tus miedos, e incluso te castigues con ellos. No obstante, es importante que reconozcas por qué los estás sintiendo.
  4. No sientas vergüenza: todos tenemos miedos diferentes, y la vergüenza sólo lo alimenta. Ve tu miedo tal y como es.
  5. Cuestiónate: lleva tu miedo a preguntas como ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿realmente es posible que suceda? ¿eres lo suficientemente fuerte para soportarlo? ¿Te ha ocurrido algo similar? Verás que tu miedo no es tan grande como parece.
  6. Haz las cosas: encuentra una forma física de cómo vencer tu miedo, es decir, pruébalo a él, para que él deje de probarte. Descubre tu fortaleza.
  7. Vive el presente: muchas veces somos esclavos del pasado, o por la incertidumbre del futuro. No hay mejor forma de vencer el miedo que vivir y disfrutar el presente, porque es realmente lo que tenemos y que podemos controlar.

Recuerda: especialistas dicen que el 90% de nuestros miedos sólo viven en nuestra mente. Deja atrás los malos pensamientos y sigue adelante.

¿Sientes algún temor?

Foto: Getty Images

Esto puede ayudarte…

Consejos para mejorar tu autoestima ¡y la de tu hija!

Categorías
Nutrición

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

Por Josselin Melara y Mayra Martínez

La zanahoria es un alimento que posee valiosas propiedades alimentarias que la convierten en una excelente opción para comer.

Prepárale estas sopas a tu familia…

5 sopas que le encantarán a tu familia

10 beneficios de la zanahoria que te encantarán

Aquí te traemos 10 beneficios de la zanahoria que te encantarán y la convertirán en tu verdura favorita:

  1. Buenas para la visión: es rica en vitamina A y carotenoides, los cuales son buenísimos para la salud ocular, y también para ayudarnos a ver cuando hay poca luz. 
  2. Fortalece la memoria: gracias a su alto contenido en potasio y fósforo, la zanahoria ayuda a regenerar los nervios y para despertar las mentes cansadas. 
  3. Maravillosa para la piel: las vitaminas A, B, y C actúan en conjunto, logrando que la piel se cure con mayor facilidad y rapidez ante daños provocados por el sol u otras heridas. Además, ayuda a combatir los radicales libres, causantes del cáncer de piel. 
  4. Y no sólo eso: la vitamina E ayuda a la producción de colágeno, haciendo la piel más tersa, elástica y joven. 
  5. Promueve la salud intestinal: es una verdura con alto contenido en fibra, por lo cual ayuda a las funciones del aparato digestivo, la producciòn de jugos gástricos y la saliva. 
  6. Estimula el apetito: alimento ideal para niños inapetentes o bajos de peso. 
  7. Fortalece las uñas y el cabello: gracias a sus betacarotenos, las uñas y el cabello tienen una apariencia más saludable. 
  8. Protege el corazón: el consumo de zanahoria mantiene las arterias libres, logrando que el flujo sanguíneo sea más óptimo. 
  9. Alivia afecciones respiratorias: está recomendada como coadyuvante en el tratamiento de enfermedades respiratorias leves, como el resfriado. 
  10. Es diurética: al ser una verdura rica en agua: es muy beneficiosa para personas con problemas en el proceso de orina.

Consume zanahorias al menos una vez por semana.

¿A tu hijo le gustan las zanahorias?

Foto: Getty Images

Mira qué prepararle a tu bebé…

4 ricas papillas de zanahoria para tu bebé

Categorías
Padres e Hijos

La exhibición de Harry Potter llega a América

La exhibición de Harry Potter llega a América

La exhibición “Harry Potter: A History of Magic” se estrenará en octubre de 2019 en el continente americano y es perfecta para estimular la imaginación de tu pequeño muggle o mago.

La exhibición de Harry Potter llega a América

Esta exhibición estuvo en 2018 en la British Library de Londres y ahora vendrá a América. Su primera parada será en Nueva York, en el New York Historical Society.

Tu hijo dormirá bien con estos libros…

Libros que tu hijo de 3 años amará

¿Que presenta la exhibición?

Podrás apreciar la magia de las historias del mago Harry Potter.

  • Materiales originales de J.K. Rowling

  • Objetos de la colección personal de la autora

  • Artefactos raros

  • Manuscritos

  • Objetos mágicos

  • Dibujos originales y bocetos hechos por J.K. Rowling y el ilustrador Jim Kay, ¡es la primera vez que se exhiben!

  • Ver un manuscrito del siglo 16 que menciona cómo hacer una piedra filosofal

  • Apreciar pinturas de dragones, unicornios y aves fénix

TIP: los niños menores de 4 años entrarán gratis a la exhibición.

¡Celebra el cumpleaños número 22 de Harry Potter!

¿Tú o tu hijo son fans de Harry Potter?

Foto: Getty Images

Lee estos libros con tu hijo…

Libros para niños entre 6 y 8 años de edad

 

Categorías
Padres e Hijos

Haz el Saludo al Sol con tu hijo y llénense de alegría

Con esta serie de asanas se divertirán y aprovecharán todos los beneficios que su cuerpo recibe gracias al yoga. Aprendan juntos a hacer el Saludo al Sol, llénense de buena vibra y de alegría. 

Enseñar yoga a los niños es una práctica que en países como Francia, Noruega o Alemania ha llegado incluso a las aulas escolares, donde se incorpora como una disciplina más.

En México aún sigue siendo una actividad extraescolar, pero empieza a ser cada vez más demandada. Entre otras cosas por los beneficios que aporta a los más pequeños.

Beneficios del yoga 

  • Aprenden a ser conscientes de su cuerpo.
  • Eliminan el cansancio y la ansiedad a través de los estiramientos y la respiración.
  • Como otras prácticas deportivas, el yoga aumenta su autoestima, disminuye el estrés y les ayuda a dormir mejor.
  • Aumentan sus defensas, al trabajar el sistema endocrino.
  • Fortalece y flexibiliza el cuerpo y la mente, además de mejorar la coordinación y el ritmo.
  • Produce bienestar. Los niños se sienten alegres y optimistas.

¿A partir de qué edad tu hijo puede hacer yoga?

Es mejor a partir de los tres años. Si tu pequeño yogui no tiene más de un par de años de edad, asimismo imite bien la postura de la tortuga o de la serpiente, no quiere decir que ya esté listo para acudir a una clase de yoga. Aunque puedan acompañar a sus madres o padres en las clases para bebés, en éstas quien realmente practica es el adulto.

No es sino a partir de los tres años cuando tu hijo ya está preparado para seguir una clase sin dispersarse. Por eso, los profesores aconsejan que no comiencen antes de esa edad. Cuando llegan a los cinco años, ya se encuentran más que listos para disfrutar plenamente de esta disciplina.

Ya sólo queda vestirlos para la ocasión. Basta con que sea ropa cómoda, así que con unas mallas y una camiseta estarán perfectos (como tienen que descalzarse, no hace falta llevar zapatos deportivos). Ahora sí, está listo para su primera sesión de yoga.

¿Cómo hacer el Saludo al Sol?

  1. Párense con los pies rectos, mirando hacia delante, las manos apuntan hacia abajo; enseguida suban las manos y junten las palmas a la altura del pecho, en posición de oración. Respiren.
  2. Inhalen y suban los brazos arriba; inclínense hacia atrás, llevando la cadera hacia delante. Exhalen y vayan hacia los pies.
  3. Coloquen las manos al lado de los pies y lleven la pierna derecha hacia atrás; levanten la cabeza y estiren la espalda, con las manos aún apoyadas. Inhalen.
  4. Con las manos apoyadas en el suelo, exhalen y lleven la pierna izquierda hacia atrás para colocarse en la postura del perro boca abajo. Levanten la cadera todo lo que sea posible y miren hacia su ombligo.
  5.  Apoyen las rodillas en el suelo y lleven hacia atrás las caderas, apoyándolas en los talones, dejando las manos colocadas hacia delante.
  6. Deslicen el cuerpo hacia delante, apoyen la barbilla, el pecho y por último el abdomen. Dejen sus manos apoyadas a la altura de los hombros y suban el tronco, arqueen la espalda hacia atrás. Tomen aire.
  7. Coloquen sus pies para levantar las caderas hacia arriba y realizar la postura del perro boca abajo, estiren la espalda.
  8. Mientras inhalan lleven la pierna derecha hacia delante, cerca de sus manos, y dejen la izquierda extendida con la rodilla apoyada hacia atrás, levanten la cabeza y estiren la espalda.
  9. Den un gran paso con la pierna izquierda para colocarla al lado de su otra pierna, y estiren las piernas. Suban con la espalda redonda, inhalen.
  10. Pongan las manos en oración hacia su pecho y expulsen todo el aire.

FOTO GETTY IMAGES

Te invitamos a conocer más de los beneficios del yoga:

Beneficios del yoga para ti y tu bebé