Categories
Así Crece

4 actividades para estimular el cerebro de tu bebé

El cerebro de los recién nacidos es un libro abierto que espera impaciente para ser potenciado. ¡Aquí te decimos cómo!

El cerebro de los recién nacidos es un libro abierto que espera impaciente para ser potenciado. ¡Aquí te decimos cómo!

Cuando nace, tu bebé tiene 100 mil millones de células cerebrales, conocidas como neuronas, formadas y predeterminadas por la información genética de papá y mamá.

 

La mayoría de las neuronas no están conectadas entre sí; requieren de estímulos ambientales para que formen billones de redes, parecidos a los cables telefónicos. ?Esos alcanzan su máxima rapidez durante los cinco primeros años de vida y lograrán mayor fuerza si, además, hay amor en casa?, comenta Fernanda Benítez. Cada contacto afectivo que ofrezcas y cada experiencia que reciba el bebé mediante sus cinco sentidos se convertirán en una cascada electroquímica susceptible a nutrir la configuración cerebral. Además, determinará cómo piense, se sienta, se comporte y aprenda.

 

Desarrolla su potencial

 

1. La huella del amor: el afecto es crucial para que el cerebro de tu hijo aproveche al máximo su capacidad de aprender y lograr estabilidad emocional. Cuando hay amor, el niño crece seguro y más capaz para pensar razonablemente y resolver conflictos. Su cerebro estará mejor dotado para lidiar con adversidades y no caer en actitudes que los lastiman.

 

2. Ajedrez?un buen aliado: es de lo más valioso para favorecer al desarrollo cerebral infantil. Su práctica continua ayuda a que los niños sean más activos mentalmente. Este juego reporta muchas ventajas: mayor destreza y habilidad para abrir la mente hacia nuevas experiencias o fortalecer la memoria; contribuye a desarrollar estrategias para resolver problemas.

 

3. Música maestro: favorece el vínculo amoroso entre Padres e hijos. También puede ser un vehículo para el desarrollo cognitivo, social, emocional, motor, del lenguaje y de la capacidad de lectura y escritura. Los niños que escuchan obras clásicas de Amadeus Mozart, uno de los genios musicales en la historia, llegan a incrementar notablemente sus capacidades para hablar. Al escuchar esas melodías se genera una mayor serenidad, debido a que se dispara una actividad eléctrica cerebral tipo alfa, que provoca un aumento en la capacidad de memoria, atención y concentración; mayor habilidad para resolver razonamiento complejos, ser más creativo e imaginativo.

 

4. Nutrición: la dieta adecuada y balanceada de mamá durante el embarazo es una defensa importante contra las alteraciones congénitas a nivel cerebral. El embrión debe obtener suficientes cantidades de nutrientes para la formación cuerpo-mente. Uno de los elementos más importantes es el ácido fólico, sustancia contenida en verduras verdes y otros productos, que ayudan a proteger al feto contra los defectos en los tubos neuronales.