Categorías
Así Crece

5 tips para evitar que llore en la silla del auto

Si cada vez que subes a tu hijo en la silla para auto no deja de llorar, ¡tranquila! Aquí tenemos la solución.

Si cada vez que subes a tu hijo en la silla para auto no deja de llorar, ¡tranquila! Aquí tenemos la solución.

Algunos niños lloran mucho a la hora de hacer viajes en coche, ya que no les gusta estar en la silla para auto. En este caso lo primero que debes hacer es mantener la calma y evitar no distraerte del camino al intentar consolar a tu hijo, ya que pones en riesgo a todos los que te acompañan. Lo mejor es detener el auto para atenderlo o concentrarte en conducir, pero nunca intentar hacer las cosas al mismo tiempo. 

 

Es probable que tu hijo llore porque en la silla para auto se siente incómodo o, tal vez, estar lejos de ti le de miedo. No te preocupes, aquí tenemos la solución para que el niño disfrute de los viajes en coche

 

1. Familiariza a tu bebé con su silla para auto: llévala a casa y deja que el niño se siente en ella  y juegue a su alrededor, así no se sentirá extraño cuando la use.

 

2. Haz de tu auto un lugar divertido: guarda juguetes que sólo estén en el coche, hazle un móvil que cuelgue del techo, cuelga del asiento de enfrente una manta de actividades que tenga sonidos y juegos? en conclusión ¡haz que el peque disfrute del viaje!

Foto: Pinterest

 

3. Pon música: elige sus melodías favoritas y canta con él, ¡le fascinará andar en coche! Prueba con diferentes ritmos, desde música clásica hasta el soundtrack de la película que no puede dejar de ver.

 

4. Haz pausas: Si piensas que el sol puede molestarlo durante el viaje, coloca un protector de sol en la ventana con sus dibujos animados favoritos, si además, le agobia el calor, lo más recomendable es hacer paradas con frecuencia para darle agua, ir al baño y despejarse un poco.

 

5. Disfruten del camino: Si el viaje lo permite abre un poco las ventanas (sin poner en riesgo al bebé), la brisa y los olores nuevos le van a encantar a tu chiquitín. 

 

Y si nada de esto funciona? ¡paciencia! Seguro que pronto pasará y juntos empezarán a disfrutar de los viajes en coche.