Categories
Así Crece

5 tips para prevenir la obesidad infantil

En México, el número de niños con sobrepeso se ha multiplicado por tres en los últimos 20 años y se calcula que al menos uno de cada cinco pequeños tiene exceso de peso.

En México, el número de niños con sobrepeso se ha multiplicado por tres en los últimos 20 años y se calcula que al menos uno de cada cinco pequeños tiene exceso de peso.

La obesidad infantil es una de las principales pandemias del siglo XXI en el mundo occidental. Para combatirlo, los pediatras aconsejan:

1. Una dieta más saludable: se recomienda reducir el consumo de proteínas, evitar las grasas , aumentar la ingesta de frutas y verduras, comer más pescado, consumir legumbres y cereales con moderación. Un error frecuente es abusar de los lácteos: los niños deben consumir diariamente medio litro de leche o derivados, pero no más. La calidad de los preparados lácteos es clave para la salud futura de los niños.

2. Hacer 5 comidas al día: hay que procurar un reparto calórico equilibrado a lo largo del día. Es bueno hacer un desayuno completo, una colación a media mañana, una comida no excesivamente copiosa, una merienda equilibrada y una cena ligera y más sencilla que el almuerzo.

3. Comer menos: algunos peques se dan auténticos atracones en la mesa, parece que nunca tienen bastante. A estos niños conviene servirles la comida en platos más pequeños, no cortar los alimentos y evitar las distracciones: si se sientan a comer viendo la tele, no son conscientes de lo que ingieren ni en qué cantidad. Hay que animarlos a comer sin prisas, a masticar bien, saboreando los alimentos.

4. Hacer ejercicio: los niños pequeños tienen que tener la oportunidad de jugar mucho: no hay que perder la costumbre de llevarlos al parque a correr, a andar en bici, a patinar y, sobre todo, a jugar con otros niños. Si ya tienen edad, puedes animarlo a participar en actividades deportivas extraescolares. Pero no es indispensable inscribirlos a clases de yudo o natación.

5. Evitar el picoteo: el consumo constante de calorías vacías  es una costumbre muy extendida entre los niños. Si el niño tiene hambre fuera de las comidas, ofrécele un alimento saludable (como una fruta). Un buen consejo para los padres es cambiar los hábitos de compra y evitar tener en casa dulces, pan, chocolates, etc., que suponen una tentación para los pequeños.