Categories
Así Crece

5 tips para que tus niños aprendan inglés

La etapa ideal para que los niños aprendan inglés es entre los 2 y 6 años, por eso te damos estos tips para que sea una de sus actividades favoritas.

La etapa ideal para que los niños aprendan inglés es entre los 2 y 6 años, por eso te damos estos tips para que sea una de sus actividades favoritas.

Aprender inglés ayuda a tener más acceso al conocimiento, educación y cultura. Además, en la edad adulta, abre mejores oportunidades de trabajo y negocios, pues en la actualidad es hablado al menos por una de cada cuatro personas en todo el mundo, lo cual lo hace relevante.

 

Por otro lado, es cierto que entre más jóvenes aprendamos un segundo idioma lo dominaremos con mayor facilidad, esto se debe a que en los primeros años de vida el cerebro forma de manera acelerada las conexiones que permiten crear tal conocimiento.

 

Al respecto, especialistas señalan que la etapa ideal es que los niños aprendan inglés entre los 2 y 6 años de edad. Para ello, te compartimos los siguientes tips y que aprovechen al máximo este periodo de aprendizaje:

 

1. Contacto con el idioma desde temprano. Mientras más sonidos escuchen en ambientes y actividades familiares, mejor pronunciación conseguirán y ganarán más seguridad para hablarlo.

 

2. Experiencia divertida. Cuéntales historias, así les transmitirás de forma sencilla la información. Este ejercicio sirve de apoyo a su memoria, sobre todo si éstas vienen acompañadas de dibujos o con sus personajes favoritos.

 

TE RECOMENDAMOS: 10 ventajas de que los peques aprendan otro idioma

 

 

 

3. Aprender a través de juegos. Esto es posible porque el juego es un espacio donde el aprendizaje se da de forma natural. Además, ayuda a crear recuerdos y experiencias de la mano con un segundo o tercer idioma.

 

4. A su propio ritmo. Cada niño es único y es importante reconocerlo desde esta primera etapa de la vida, de este modo no lo estresarás y evitarás que le tema a aprender.

 

5. Aprovecha la tecnología. Las aplicaciones de juegos y animaciones en los que incluso los errores representan una enseñanza, son muy enriquecedores y permiten reforzar el aprendizaje fuera del salón de clases.

 

Recuerda que cada pequeño aprende de diversas maneras, por lo que puedes intentar tantas como sean necesarias para que se sienta cómodo y se convierta en una de sus actividades favoritas.

 

NO TE PIERDAS: Bilingüe desde bebé