Categorías
Así Crece

5 tips para potenciar la inteligencia de tu bebé

Cargarlo, darle de comer, bañarlo, vestirlo, etc. Todas estas tareas que realizas con tu hijo a diario le aportan mucho más de lo que crees: además de satisfacer sus necesidades más básicas, despiertan sus sentidos y desarrollan su inteligencia. Descubre por qué a continuación.

Cargarlo, darle de comer, bañarlo, vestirlo, etc. Todas estas tareas que realizas con tu hijo a diario le aportan mucho más de lo que crees: además de satisfacer sus necesidades más básicas, despiertan sus sentidos y desarrollan su inteligencia. Descubre por qué a continuación.

Para potenciar la inteligencia de tu peque no es necesario que lo inscribas a un curso para crear niños superdotados, basta con que lo atiendas con todo el cariño del mundo y juegues mucho con él. Así, su buena relación favorecerá la conexión de sus neuronas, lo que le ayudará a desarrollar su potencial intelectual.

 

Te proponemos algunas ideas para favorecer su evolución psicomotriz y, con ella, su inteligencia.

 

1. Observa el juguete. Antes de sacarlo de la cuna, enséñale un juguete y muévelo a un lado y a otro, para que lo siga con la vista, o acerca tu cara a la suya y sácale la lengua varias veces, para que te imite. Así activarás su capacidad de atención, lo que le hará estar más receptivo a los estímulos del nuevo día.

 

2. ¡Música, maestro! También es muy recomendable que le pongas música. Los expertos aseguran que las composiciones de Mozart proporcionan a los pequeños una sensación de paz tan intensa que potencian su desarrollo creativo. En cualquier caso, escuchar música, sea del tipo que sea, es una actividad que favorece las conexiones cerebrales y facilita la adquisición de conceptos abstractos y matemáticos.

 

3. ¡Vamos a bailar! Las canciones infantiles, al ser tan repetitivas y pegadizas lo animarán a moverse. Diversos especialistas asegura que a la inteligencia llega a través del movimiento.

 

4. De paseo. Dar una vuelta por la casa es otra actividad con la que tu peque disfrutará y aprenderá mucho, porque además de estimular su vista y su interés por todo su entorno,  le ayudará a situarse en el espacio. Si además le vas balanceando suavemente, entrenarás su sentido del equilibrio.

 

5.  ¡Arriba las piernas! Aprovecha cuando le cambias el pañal para ejercitar sus brazos y piernas. De este modo le ayudas a descubrir  estas partes también son suyas y se va formando una idea más acertada de cómo es y de cuáles son los límites de su cuerpo.