Categories
Así Crece

6 ejercicios para aprender a hablar

Te proponemos algunas actividades para estimular el aprendizaje de tu hijo y ayudarle a hablar mejor.

Te proponemos algunas actividades para estimular el aprendizaje de tu hijo y ayudarle a hablar mejor.

Desde que son bebés, los papis tienen que estimular el desarrollo de la comunicación de sus hijos. Para que los niños desarrollen el lenguaje, en la escuela infantil emplean diferentes herramientas que también se pueden utilizar en casa.

 

¡Vamos a hablar!

 

1. Juegos interactivos: los típicos juegos de toda la vida, como "Aserrín aserrán", "Este fue a por leña", en los que se combinan las rimas, los gestos y el pequeño tiene que responder o continuar una frase, son muy buenos para fomentar la comunicación.

 

2. Dibujos y fotos: ver y comentar con los niños dibujos y fotos de objetos cotidianos sirve para ampliar su vocabulario. Además del dibujo, también puedes mostrarles el objeto real, para que la asociación entre la palabra y el objeto que representa sea más potente. También se pueden utilizar fotos de familiares para que el pequeño identifique y reconozca a mamá, a papá o a los abuelos.

 

3. Cuentos: debes utilizar cuentos adaptados a la edad del niño. Las actividades que se pueden desarrollar alrededor de un cuento son muy variadas: pueden manejarlos y leerlos ellos mismos, escuchar cómo se los cuentas, o les puedes preguntar dónde está un objeto concreto en las ilustraciones.

 

4. Canciones: a los peques les encanta escuchar canciones sencillas que tengan un ritmo bien marcado. Aprovechando este interés, es más fácil que comiencen a decir la sílaba final de una palabra, a hacer los gestos que correspondan y a repetir partes completas de la canción. Les encanta que les repitan constantemente los mismos temas.

 

5. Masticar y sacar la lengua: para desarrollar el lenguaje oral, es fundamental que el niño haga ejercicios de articulación y pronunciación. Desde que su pediatra lo autorice, los pequeños deben masticar para fortalecer sus mandíbulas. También se puede jugar a "las visitas de la Sra. Lengua"; mediante consignas fáciles y divertidas, los peques ejercitan toda la musculatura que influye en el habla: "Ahora la Sra. Lengua va a visitar a la nariz; ahora a la Sra. Barbilla; ahora quiere ir a casa de Doña Oreja Izquierda".

 

6. Títeres y marionetas: las actividades de teatro son muy interesantes como forma de comunicación, tanto por el interés que despiertan como por el deseo de contestarles. Otra forma de mejorar el lenguaje es organizar juegos de disfraces y de dramatización.