Site icon Padres e Hijos

¡A andar en bici!

¡A andar en bici!

¡A andar en bici!

Descubre a qué edad es conveniente que tus hijos aprendan a andar en bicicleta y cómo puedes ayudarlos.

Sin duda, la niñez es la etapa ideal para aprender a andar en bicicleta, no sólo porque es muy divertido cruzar los caminos es una, también nos ayuda a desarrollar nuestras capacidades psicomotrices.

 

Pero, ¿cuándo es propicio que un niño maneje una bicicleta? El momento de dominar el equilibrio de una bici puede variar en los niños: unos podrían aprender a manejarla en unas horas, mientras que otros pequeños tardarán en tomarle confianza varios días o hasta semanas.

 

Lo mejor para nuestros hijos es enseñarles a andar en bici lo más pronto posible si queremos que más adelante no tengan problemas para dominarla adecuadamente. Sin embargo, es importante respetar la etapa en que usa su triciclo o su bicicleta con ruedas laterales, ya que le ayudará a generar confianza en el vehículo, aprender a frenar a tiempo, a manejar la distancia y a conocer poco a poco las velocidades. Después de que haya aprendido esto, ha llegado el momento de usar una bicicleta de verdad.

 

La edad ideal para que empiece a manejar una bicicleta sin ayuda de las ruedas laterales es a partir de los 5 años, siempre y cuando ya domine lo antes mencionado y bajo la supervisión de sus padres.  Si a tu pequeño todavía le cuesta equilibrarse en una bicicleta, debes poner mucha paciencia de tu parte, pues si lo presionas podrías generarle miedo a andar en bicicleta y será más difícil que lo logre.

 

TE RECOMENDAMOS: 5 razones para hacer bici en familia

 

 

 

Para que tenga un mejor dominio de la bicicleta, puedes llevar a tu hijo a un campo plano y abierto donde puedas ponerle pequeños obstáculos (como cubetas o baches); procura que los primeros días no ande en terreno pedregoso para evitar lastimarse por si llega a caerse.

 

Tampoco debes olvidar los artículos que lo protegerán de posibles accidentes: casco, coderas y rodilleras son los más indispensables para protección de tu pequeño.

 

Y lo más importante: demuéstrale a tus hijos que andar en bici es un ejercicio muy divertido y que fortalecerá la salud de toda la familia. Así que no lo dudes y toma tú también tu bicicleta.

 

NO TE PIERDAS: 5 ejercicios que no deben hacer los niños

 

 

 

Exit mobile version