Categories
Así Crece

Alimentos sólidos

Ha llegado el momento de darle a tu bebé comidas más consistentes, aquí te decimos cuáles son los mejores ingredientes para prepararlas.

Ha llegado el momento de darle a tu bebé comidas más consistentes, aquí te decimos cuáles son los mejores ingredientes para prepararlas.

Desde que nace y hasta los cinco a seis meses, un bebé solo necesita leche, de preferencia, materna. Luego es necesario darle otro tipo de alimentos para que tenga un sano crecimiento, a esta etapa se le conoce como ablactación. Se sugiere iniciar con papillas blandas y tipo puré a partir de los seis meses de edad, y el mejor momento para los alimentos semi-sólidos y con mayor consistencia dependerá de cada chiquitín y la aparición de sus dientes.

Te interesa leer: Recetas de pollo fáciles y prácticas

Los mejores

 

Para preparar comidas semisólidas para tu bebé elige alimentos que al cocinarse adquieran una textura suave, tal como las frutas y verduras: manzana, pera, zanahoria, chayote, papa? puesto que son firmes en crudo, pero suaves al cocinarlas, sin tener consistencia líquida.

 

Puedes utilizar leguminosas, como frijoles y proteínas animales (res, pollo e hígado de pollo). Entra una gran variedad de alimentos, excepto los no permitidos antes del primer año de edad. Cuando ya tienen dientes, alrededor de los ocho o nueve meses, dáselos en una presentación más picada o en trozos, ya no en papilla, tal como pollo desmenuzado o jamón en trocitos muy finos.

 

Desde los seis hasta los 12 meses de edad los nutrimentos que requiere un pequeño depen de de sus necesidades, y cada mes necesita más calorías. Por esta razón se inicia con alimentos sencillos, hasta llegar a los calóricos como carne o pollo.

 

Alimentos recomendados según su edad

 

6 meses: hasta esta edad un bebé sólo está preparado para recibir alimentos líquidos porque aún no tiene los movimientos necesarios en la boca y lengua para incorporar comidas más consistentes.

 

7 meses: Los labios participan más en la alimentación, y su lengua empieza a llevar los alimentos a los laterales y a la parte posterior de la boca. Ya puedes comenzar con puré suaves, sin grumos.

 

10 meses: se puede pasar a alimentos en trozos muy pequeños y bien picados.

 

12 meses: se debe continuar con la progresión en la consistencia de alimentos, hasta que el bebé pueda incorporarse a la dieta familiar.

 

Tómalo en cuenta

 

Nunca sumerjas las frutas y verduras directamente en el agua caliente. Cocínalas mejor al vapor o a baño María para que conserven sus vitaminas, color y sabor. Así el bebé se acostumbrará a los sabores tal cual existen en la naturaleza.

Conoce las mejores recetas de comida en Cocina Fácil