Categories
Así Crece

Beneficios de estimularlo

Conoce las grandes ventajas que la estimulación temprana le ofrece a tu pequeñito.

Conoce las grandes ventajas que la estimulación temprana le ofrece a tu pequeñito.

Desde tiempos antiguos, el sabio instinto materno acarició, cantó y habló en sus vientres a sus pequeños en evolución. En la actualidad, la ciencia respalda que la estimulación intrauterina tiene efectos reales en el ser que está por nacer y que inicia con el reconocimiento del individuo y su relación temprana con el mundo exterior. Los sentidos y órganos del bebé se forman durante el embarazo y al desarrollarse están listos para ser utilizados. Al ser estimulado de diversas maneras y con técnicas especiales, un bebé robustece su actividad cerebral y sus receptores sensoriales. Actividades dirigidas y técnicas bien aplicadas; ejercicios, música, relajación y masajes, contribuyen a cimentar las bases de un ser humano aceptado e integrado desde su más temprana edad.

 

Técnicas auditivas

 

Según un estudio realizado por la Universidad del Estado de Michigan, a partir de la semana 28 del embarazo, tu pequeño comienza a captar sonidos. En estas primeras semanas percibe las ondas sonoras por su piel, las cuales se propagan a través del líquido amniótico. A partir de la semana 12, capta los primeros sonidos que son los ruidos de su entorno: tu voz, el latido de tu corazón, tu respiración, lo cual le permite madurar su oído. No lo sentirás, pero tu bebé reaccionará sobre todo a sonidos que le sean familiares; tu voz y luego la de su padre. En esta etapa la música es primor- dial, considerando que se pueden percibir sus vibraciones, provoca emociones, trabaja de manera directa en el cerebro y deja una huella en la memoria.

 

Tómate tu tiempo para hacer una variada selección de melodías. Puedes hacer una programación que no vaya más allá de dos horas, con el fin de no sobre estimularlo, situación no recomendable por los especialistas.

 

Técnicas visuales

 

Las variaciones de luz son percibidas en la décima semana de gestación, por lo que una estimu lación visual en esta etapa es posible. Puedes poner una lámpara encendida en la superficie de tu vientre y hacer movimientos por todo el abdomen. Los fotones que llegan a través de tu pared abdominal estimulan los movimientos o la aceleración cardiaca. El feto verá la luz y se moverá. Puedes usar diversos colores, interponiendo plásticos transparentes cubriendo el halo de la lámpara; por ejemplo, el amarillo está relacionado con el desarrollo intelectual. Con esta actividad se sabe que cuando nazca el bebé tendrá una mejor discriminación visual, orientación y dirección.

 

Técnicas motoras y de relajación

 

Cuando realizas ejercicios dirigidos por un profesional, como gimnasia prenatal y estiramientos, éstos mejoran tu estabilidad, equilibrio, y tu pequeño ser recibe por igual el beneficio y se pone alerta. El yoga prenatal ayuda a que realices un trabajo consciente con todas las partes de tu cuerpo; músculos, órganos, mente, los cuales utilizarás durante el parto.

 

La respiración y la tarea de posturas, meditación y concentración te benefician para aprovechar más el descanso, a encontrar la calma, mientras el bebé afina sus sentidos, obtiene información de su entorno, aprende, responde y se prepara al futuro.

 

Técnicas táctiles

 

El primer sentido que desarrolla el ser humano es el tacto, que resulta ser una poderosa forma de comunicación al implicar contacto directo con la piel y las terminaciones nerviosas. Para muchas culturas, el masaje ha sido una tradición durante siglos y se considera una forma importante de interactuar y acercarse a los hijos.

 

Aprovecha esta herramienta para que, tanto tú como tu pareja, puedan estimular al pequeño trazando con las manos suaves y calmados círculos que lo acaricien y relajen a través de tu barriguita.