Categorías
Así Crece

Beneficios de la gimnasia en el desarrollo de los niños

Es una de las disciplinas favoritas de muchas niños por varias razones y además, brinda grandes beneficios.

Es una de las disciplinas favoritas de muchas niños por varias razones y además, brinda grandes beneficios.

Mantener a los niños activos es fundamental para su sano desarrollo y sobre todo, fomentar la actividad física desde pequeños y que sea parte de su vida para siempre. Los deportes organizados, como la gimnasia, ayuda a que se desarrollen social y físicamente, además de que es un ejercicio que incorpora la fuerza, la flexibilidad, la velocidad, el equilibrio, la coordinación, el poder y la disciplina. Por eso te damos un listado de los múltiples beneficios de esta disciplina en tu pequeño:

 

Enseña a los niños cómo vivir un estilo de vida saludable, y seguir participando en el deporte a medida que crecen, ya que los hábitos que se aprenden de pequeños se llevan a la vida adulta.

 

Ayuda a los niños a dormir mejor y les da las habilidades necesarias para manejar mejor los desafíos físicos y emocionales en la vida.

 

Les brinda la oportunidad de comunicarse con personas de su misma edad, aprender a trabajar en equipo y relacionarse con los adultos.

 

Según la Academia de Gimnasia de Boston,  la gimnasia da a los niños la oportunidad de aprender acerca de las habilidades sociales como escuchar, seguir instrucciones, tomar turnos, respetar a los demás, socializar y ser más independientes.

 

Desarrolla una serie de habilidades motoras y de coordinación y ayuda a desarrollar un buen sentido de la conciencia corporal. La escuela English Gymnastic comenta que la gimnasia desarrolla la conciencia corporal, el control y la coordinación, lo que puede ser beneficioso para otras actividades físicas, para los deportes y también en la vida cotidiana.

 

Los pequeños aprenden a utilizar las diferentes partes de su cuerpo de diferentes maneras.

 

Los gimnastas son reconocidos por su excelente relación resistencia-peso, así que la los ayuda a construir las bases de buena fuerza muscular, resistencia y potencia. De acuerdo con la Escuela Internacional de Gimnasia, los gimnastas se hacen más fuertes a través de la formación regular, que ayuda con el desarrollo y tonificación de los músculos delgados, mejora el equilibrio y la postura.

 

Ayuda a corregir malas posturas, desarrollar el sentido del ritmo, generar confianza en sí mismos y  fomentar la concentración.