Categorías
Así Crece

Buenos modales desde pequeños

Sin embargo, los niños no nacen con un código de normas bajo el brazo que les dicte la forma de comportarse en este mundo al que acaban de llegar.

Sin embargo, los niños no nacen con un código de normas bajo el brazo que les dicte la forma de comportarse en este mundo al que acaban de llegar.

Al año de edad, las características de un niño son la curiosidad, la tenacidad, el atrevimiento, la actividad y la exigencia, entre otras. Hacia el año y medio, ya tiene capacidad para entender razonamientos sencillos. Es por lo tanto, el momento de explicarle el porqué de las normas.

 

Todo pequeño está capacitado para adquirir modales y reglas de conducta, siempre y cuando sean apropiadas a su edad. Llegó el momento de brindarle una buena educación, de modo que puedas ir asentando los cimientos para crear relaciones interpersonales positivas.

 

Los bebés pueden empezar a comprender las reglas básicas de la educación. Probablemente no entiendan al 100% lo que les estás enseñando, pero debes ser paciente.

 

¿Cómo lo hago?

 

Debes tomar en cuenta que los sentimientos de los demás es la raíz de la buena educación. Puedes explicarle, por ejemplo, que cuando ayudas al vecino a buscar las llaves que se le han perdido , él se sentirá bien y tú también. etc. Poco a poco irá empapándose de estos valores sin darse cuenta.

 

Hay peques que cuando empiezan a balbucear sus primeras palabras, disfrutan saludando a todo aquel que pasa por su camino. Otros, por el contrario, son más reacios a mostrarse cariñosos o simplemente son más tímidos. Debes tener presente la personalidad de tu hijo, y si no se siente cómodo siendo el centro de atención, quizá exprese su agradecimiento susurrando cabizbajo un «gracias». Lo importante es que haya captado el mensaje.

 

En la mesa, comienza enseñándole una sola norma y repítela a menudo. Por ejemplo: «Cuando comemos, lo hacemos sentados en la mesa». Cuando la haya aprendido, introduce nuevas reglas, de una en una.