Categorías
Así Crece

Cabeza en alto

Pasar ratos boca abajo ayuda a ganar fuerza y mejora la coordinación.

Pasar ratos boca abajo ayuda a ganar fuerza y mejora la coordinación.

1. Fortalece el cuello: a partir del mes ya puedes probar poner boca abajo a tu bebé (nunca después de comer). Reposar sobre su barriga lo obliga a estirar el cuello al intentar levantar la cabeza. Al principio protestará porque no le gusta estar así (no ve nada), de modo que basta con dejarlo unos segundos, lo que aguante. Ve aumentando el tiempo poco a poco.

2. Tono muscular: una vez que se haya familiarizado con el ejercicio anterior, prueba balancearlo sobre un cilindro inflable de juguete o un cojín parecido, sujetándolo por las axilas. Esta posición le ayuda a extender la columna y adquirir el tono muscular necesario para darse la vuelta, girar o comenzar el gateo.

3. Arriba y abajo: a partir de los tres meses puedes acostar al bebé boca arriba y tomarlo de las manos como si fueras a levantarlo. Si has realizado los ejercicios anteriores con regularidad, tendrá suficiente fuerza en la espalda para que suba él solito la cabeza.

4. Girar el cuerpo: para poder gatear, el bebé tiene que aprender previamente a girar y a darse la vuelta. Estimúlalo llamando su atención con un juguete que le guste, especialmente desde uno y otro lado del cuerpo y aléjalo para que intente tomarlo estirando sus brazos.

Pasar ratos boca abajo ayuda a ganar fuerza y mejora la coordinación.