Categories
Así Crece

Cómo ayudar a los niños después de un desastre ¡según su edad!

Todos los niños son diferentes pero también influye la edad en el momento en que ha vivido una experiencia traumática.

Todos los niños son diferentes pero también influye la edad en el momento en que ha vivido una experiencia traumática.

Cada persona vive y siente de manera diferente una situación traumática como lo es un terremoto, lo mismo ocurre con los niños. Depende de qué tan cerca estuvieron de una experiencia fuerte, cómo lo vivieron, qué ocurrió a su alrededor, pero también depende de la edad, el cómo podemos ayudar a los niños y adolescentes a superar una experiencia así. Por ello, los expertos recomiendan:

 

Para niños de 5 años

A esta edad los peques pueden presentar miedo e impotencia por no sentirse útil. Puedes ayudarlo restableciendo la rutina diaria lo más pronto posible, deja que exprese sus sentimientos con palabras o actividad, motívalo a expresarse, ofrece una rutina para poder dormir y nunca inhibas su llanto.

 

En niños de 6 a 10 años

A esta edad ya tienen una comprensión mejor de la situación y pueden incluso tener miedos imaginarios que no están relacionados a la situación traumática. Para ayudarlos debes tener mucha paciencia y tolerancia, debes dejar que llore y mostrarte siempre a su lado con cariño, haz que participe en la ayuda de manera indirecta, hazle saber que puede compartir sus miedos contigo, hablarlo y contesta sus dudas con honestidad y sin mentiras.

 

En adolescentes de 11 a 14 años

Ellos ya pueden platicarlo con sus amigos y eso puede tener influencia en sus sentimiento y generar angustia que puede ser explicada a través de agresiones o aislamiento. Son vulnerables al contacto con mala información. Por ello, ofrécele mayor atención y entiéndelo. Motívalo a que exprese con palabras lo que siente. Estimúlalo a que participe, de manera indirecta, en la ayuda a los damnificados, que vea la fuerza de la solidaridad. Es importante que realice alguna actividad física lo antes posible y habla con él o ella sobre la importante de saber actuar para futuros desastres. Y, al menos al principio, entiende que puede tener un rendimiento escolar más bajo de lo normal.

 

En cualquiera de los casos, la terapia psicológica es necesaria si los síntomas de estrés postraumático continúa o aumenta con el paso del tiempo. ¡Mantente alerta!