Categories
Así Crece

Cómo criar a un niño retador y no morir en el intento

La forma en la que le hablamos a nuestros hijos puede tener graves repercusiones o puede ser de gran ayuda para su desarrollo.

La forma en la que le hablamos a nuestros hijos puede tener graves repercusiones o puede ser de gran ayuda para su desarrollo.

Para bajarle un poquito el tono a los niños rebeldes los especialistas recomiendan seguir una serie de acciones para no desistir y lograrlo sin alterarte.

 

Pocas palabras

Recuerda que tú eres el adulto, no tienes porqué dar explicaciones. Además esos pequeños siempre tienen una contestación para todo. Debes tener paciencia y contestar con pocas palabras algo que él  no espera como por ejemplo, si tu peque dice ?no me puedes obligar? dile: ?te amo demasiado para discutir?.

 

No a los juegos de poder

Analiza antes de reaccionar inmediatamente a las provocaciones. Tranquilizate, tómate tu tiempo para pensar y habla con él cuando ambos estén más calmados.

 

Cumple las consecuencias de sus actos

Si decidiste cómo actuarás ante un berrinche,apegate a ello, cumple y hazlo, por más feo que sientas. Si perdonas, le estás enseñando a ignorar tus órdenes o peticiones.

 

Actuar con empatía

Siempre utiliza palabras amables y ponte en su lugar antes de perder el control. Intenta mejor algo como ?esto es tan triste? a alguna ofensa o grito.

 

Habla de manera positiva

De esta forma los ayudas a tomar buenas decisiones. Nunca empieces con frases negativs con un ?no?, cambia la idea a un aspecto negativo para pedir lo mismo, pero sin útilizar la negación. En vez de decir ?no puedes jugar hasta que arregles tu habitación, intenta ?puedes jugar en cuanto tu habitación esté lista?.