Categories
Así Crece

Cómo educar a niños caprichosos

Muchas veces los papás acceden a cumplir los caprichos o deseos de su niño con tal de no presenciar un berrinche, pero ¿qué hacer para educar a un niño caprichoso? ¡Toma nota!

Muchas veces los papás acceden a cumplir los caprichos o deseos de su niño con tal de no presenciar un berrinche, pero ¿qué hacer para educar a un niño caprichoso? ¡Toma nota!

Foto: Fotolia

Nadie pretende que su niño sea caprichoso cuando se le concede casi todo lo que él pida, ni mucho menos comprenderá lo que es un capricho de una necesidad.

¿Cómo es un niño caprichoso?

Una de las señales de un niño caprichoso es el egoísmo, no piensa en las necesidades de los demás. Tiene poca tolerancia a la frustración. Si se le niega algo, enseguida hará un berrinche, gritará o llorará.

Sin embargo, para fomentar valores que lo ayuden desde pequeño hasta su edad adulta, checa estos tips para corregir los comportamientos caprichosos de un niño.

Fija límites en su educación  
Sin duda, es básico en la educación en cualquier hijo y aún más cuando su personalidad caprichosa es el problema. Para ello, establece normas claras y flexibles para que el niño las comprenda. Estas normas debe ser de acuerdo a su edad y capacidad de comprensión para que entienda lo que puede y lo que no puede exigir cada vez que salen a la calle, por ejemplo.

Necesidad o capricho
Es importante que poco a poco le hagas entender que no es lo mismo desear el juguete que vio en el aparador de la tienda, porque es el juguete de moda, que una necesidad como la ropa, zapatos, comida para poder estar alimentado o material escolar para la escuela.

Foto: Fotolia

La unión hace la fuerza
Tanto papá como mamá deben estar en la misma frecuencia, es decir, coordinados y unidos para no ceder al capricho del pequeño

. Pues no se avanzará si uno de los dos cede ante el  capricho del pequeño. Apóyense para buscar una alternativa al capricho y mantenerse firmes a las constantes exigencias.

Valorar sus juguetes
Enseñarle a valorar sus juguetes y pertenencias para que pueda apreciarlos y cuidarlos. Pues no es recomendable llenarlo de juguetes cada vez que sea una fecha especial, como cumpleaños, Navidad, Reyes magos, etc., ya que no sabrá apreciarlos. Es necesario que se les enseñe a cuidarlos porque si los rompe no se le comprará otro nuevo. Hay que hacerle comprender lo que cuestan las cosas.
 
Apoyo de familiares
Los abuelos, tíos u otro familiar suelen cumplir el capricho del niño, sin embargo, se le debe hacer entender que son situaciones excepcionales, y que no puede exigir lo mismo cada vez que estén con los abuelos o tíos.

También, es conveniente hablar con ellos para pedirles su apoyo en el sentido de que el  pequeño está aprendiendo a entender que no es posible cumplirle en cada uno de sus caprichos, desde no comer la comida que se le da en casa de los abuelos, ver la televisión cuando él quiera, quitarle el juguete a su primo, etc.
 
Es bueno para el niño saber lo que quiere y es bueno saber que a veces sí se consigue, que no siempre es de forma inmediata y que, en algunas ocasiones no se puede conseguir y no pasa nada.