Categories
Así Crece

¿Cómo enseñar a tu peque a tolerar la frustración?

Aprender a lidiar con la frustración desde pequeños permite que los niños puedan enfrentarse a la vida de forma más positiva.

Aprender a lidiar con la frustración desde pequeños permite que los niños puedan enfrentarse a la vida de forma más positiva.

Cuando un deseo no se cumple, un cúmulo de emociones aparecen, y no sólo en niños, también nos ocurre a los adultos. Esos sentimientos de enojo, tristeza, angustia y ansiedad se apoderan fácilmente de la mente.

En el caso de los niños, suelen pensar que el mundo gira a su alrededor, que lo merecen todo y que consiguen al momento lo que piden, por lo que darse cuenta que no siempre tendrán lo que piden o desean es realmente frustrante.

 

Intentar complacer siempre a los peques y evitar que se sientan frustrados ante cualquier situación no favorece su desarrollo integral como persona, ya que cuando sean adultos deberán enfrentarse a circunstancias tanto buenas como a los fracasos

. Incluso, algunos estudios han comprobado que si no se enseña a los niños a aceptar los fracasos, es posible que desarrollen una actitud agresiva.

 

Algunos consejos para ayudarles en este proceso son: darles el ejemplo, educarlos con la cultura del esfuerzo, no hacer todo por ellos, no ceder ante sus berrinches o rabietas, marcarles límites sanos, convertir las situaciones frustrantes en aprendizaje y enseñarles en ser perseverantes para lograr lo que desean. Además, un buen consejo es que aprendan técnicas de relajación, enseñarles a identificar lo que sienten, decirles que es válido pedir ayuda y elogiar sus buenas actitudes a pesar de sentirse enojados o tristes.