Site icon Padres e Hijos

Campamento seguro para tus hijos

10 tips para elegir campamento de verano

10 tips para elegir campamento de verano

El campamento es una opción muy divertida para que tus hijos pasen el verano. Conoce las medidas necesarias para que lo disfruten al máximo.

Los campamentos de verano son ideales para los niños: los liberan del estrés, se divierten mucho, hacen ejercicio, tienen un mayor contacto con la naturaleza y aprenden muchísimo. Sin duda, son una opción muy atractiva para esta temporada.

 

Que tus peques vayan a un campamento puede ser una buena opción especialmente si tú y tu pareja trabajan y no pueden llevarlos de viaje o ya han explorado todas las opciones cercanas al lugar donde viven.

 

Sin embargo, hay de campamentos a campamentos: algunos son en lugares protegidos con cabañas, y algunos están más expuestos a la naturaleza y suelen usar tiendas de campaña. Todo depende de la experiencia que a tus peques y a ti les gustaría vivir.

 

No obstante, todo campamento debe seguir ciertas medidas de seguridad para que tus hijos se sientan cómodos, seguros y se diviertan mucho. Estas son las recomendaciones que debes tener presente para enviar a tus hijos de campamento:

 

Información completa del sitio: Además de las actividades que ofrecen y las instalaciones, procura informarte sobre el personal que atiende el campamento, el transporte, si tiene servicio médico y de emergencias. De preferencia, elige un curso que algún conocido pueda recomendarte.

 

TE RECOMENDAMOS: Beneficios del contacto con la naturaleza en niños

 

 

 

 

 

Seguros: Varios campamentos también incluyen seguros por si durante la estancia de tus peques ocurre algún incidente. Esto es muy importante, pues como ya dijimos, un campamento implica exponerse en la naturaleza.

 

Comidas: Infórmate adecuadamente sobre el menú que ofrecen en el campamento, especialmente si tu peque lleva una dieta especial.

 

Para mayor seguridad, expide un certificado médico de tu hijo y entrégalo a la persona responsable. Indica si necesita algún tratamiento en especial o si ha sufrido alguna lesión.

 

Y muy en especial, pregúntale a tu peque si tiene ganas de vivir esta experiencia, pues los campamentos suelen durar más de una semana. También debes considerar si no tiene alguna reacción alérgica a los elementos de la naturaleza.

 

NO TE PIERDAS: 10 razones para ir a un campamento de verano

 

 

Exit mobile version