Categorías
Así Crece

Infancia feliz, adultos sanos

Un reciente estudio sugiere que los niños que viven en un entorno emocional favorable y una infancia feliz, disfrutarán de una mejor salud tanto física como mental en la edad adulta.

Un reciente estudio sugiere que los niños que viven en un entorno emocional favorable y una infancia feliz, disfrutarán de una mejor salud tanto física como mental en la edad adulta.

¿Cómo tener una infancia feliz?

 

De acuerdo con los expertos, una buena situación económica familiar, un entorno emocional estable, la ausencia de acontecimientos estresantes y que los padres gocen de buena salud son fundamentales para que un niño sea emocionalmente estable y feliz. En este caso, lo novedoso es que estos aspectos también favorecen que, al llegar a la edad adulta, los niños sean más sanos en todos los sentidos.

 

TE INTERESA: ¿Mi hijo es feliz?

 

Foto: iStock

 

En el estudio, realizado en Finlandia y publicado en Circulation, los investigadores evaluaron a 1.089 participantes de entre 3 y 18 años ?a los que se volvió a controlar 27 años más tarde?. Para sorpresa de los científicos, los resultados determinaron que tanto los niños como los adolescentes con mayor presencia de factores favorables durante la infancia, tenían un 35% más de posibilidades de tener una buena salud cardiovascular en la edad adulta que los que presentaron menos factores favorables.

 

Además, estos hábitos psicosociales positivos están asociados también a un 14% más de posibilidades de tener un índice de masa corporal normal, a un 12% más de posibilidades de no convertirse en fumador y a una probabilidad un 11% superior de tener, de adulto, un nivel adecuado de azúcar en sangre. ¡Sorprendente!

 

SIGUE LEYENDO: 5 cosas que hacen feliz a un niño.