Categories
Así Crece

Chuparse el dedo ¡tiene consecuencias para tu peque!

Este hábito es muy común en la mayoría de los pequeños, pero puede generar algunas complicaciones que debes saber!

Este hábito es muy común en la mayoría de los pequeños, pero puede generar algunas complicaciones que debes saber!

Se ha comprobado que los peques que usan chupón logran vencer más fácil ese hábito que los que prefieren el dedo, y es muy simple, el chupón se irá un día, los dedos, ¡jamás!

 

Por otro lado, la consistencia dura del dedo, frente a la más flexible del chupón, hace que chuparse el dedo tenga problemas maxilofaciales, dentales y del lenguaje, dependiendo de  la frecuencia, intensidad y tiempo de duración de esta costumbre, especialmente si se mantiene más allá de los cuatro años de edad. Entre estas complicaciones se encuentran:

 

  • Desplazamiento hacia delante de los dientes superiores y hacia detrás de los inferiores.

  • Mordida abierta debido a la falta de contacto entre los incisivos superiores e inferiores al morder.

  • Deformación del paladar, debido al empuje del dedo.

  • La mala posición de la lengua en relación al maxilar por la interposición del dedo hace que no se desarrolle al mismo ritmo que el resto de macizo facial.

  • Alteraciones del lenguaje a consecuencias de la modificación de los dientes, lengua y paladar, elementos que intervienen en la fonación, la pronunciación de determinados fonemas, lo que da lugar a dislalias, ceceo y el seseo.