Categories
Así Crece

Consejos para decorar la habitación de tu peque al estilo Montessori

La pedagogía Montessori se basa en las necesidades del niño para estimular su autonomía y desarrollo.

La pedagogía Montessori se basa en las necesidades del niño para estimular su autonomía y desarrollo.

Según la pedagogía Montessori, cada niño es único, cuenta con una personalidad, cualidades, dificultades, un ritmo de vida propio, así como sus deseos y su dormitorio debe ser un espacio personal que se adapte a sus expectativas. Checa estos consejos:

 

Todo debe basarse en la libertad, a los niños les gusta moverse por su habitación, sus juguetes deben estar a su alcance y puede usarlos como quiera, pero tiene que ordenarlos cuando termine de usarlos.

 

Para beneficiar su sueño, la cuna puede ser reemplazada, cuando tu peque tenga 9 o 18 meses, por un colchón en el suelo. El niño se acostará cuando se sienta cansado.

 

La ropa debe estar accesible para que pueda vestirse solo y desarrolle su autonomía. Un perchero pequeño le permite tomar fácilmente un suéter o un abrigo.

 

El área de juego puede estar representada por una alfombra y cestos con algunos juguetes. También se puede integrar un rincón de trabajo para que el niño pueda hacer sus tareas en calma.

 

A los niños se les necesita que los animen para tener ganas de ordenar.

Por eso es necesario poner sus cosas a un nivel y altura que esté a su alcance. Evita las grandes canastas y usa en su lugar contenedores más pequeños y numerosos donde los juguetes se clasifiquen por tema (coches, figuras, animales, figuras, etc.).

 

En cuanto al color, las paredes y la decoración deben ser en tonos neutros. Funcionan el blanco, el gris claro, el verde oscuro, el azul o el beige. Añade algunos toques de color con cojines u objetos colgantes.

 

Cuando sea un poco más grande, valora también sus gustos y preferencias, debes apoyar el carácter único de tu hijo. Si le gusta el amarillo, elige un tono mostaza o una tonalidad clara.

 

No descuides otros sentidos como el olfato y el tacto. Sus cosas tienen su propio olor, así que ten cuidado de usar perfumes artificiales.