Site icon Padres e Hijos

Efectivos consejos para mantener una buena comunicación con tus hijos

Efectivos consejos para mantener una buena comunicación con tus hijos

Efectivos consejos para mantener una buena comunicación con tus hijos

La comunicación tiene que comenzar desde pequeños para jamás perderse.

Desde que son pequeños es importante que fomentemos la comunicación entre ellos y nosotros para evitar un gran distanciamiento cuando entren en la pubertad o la adolescencia. Muchas veces damos por sentado que hay una buena comunicación con nuestros hijos y creemos que por el simple hecho de ser sus padres ellos ya tendrán toda la confianza de compartirnos sus dudas, miedos o preocupaciones.

 

Pero ¿alguna vez te ha pasado que tu hijo intentó contarte su día en la escuela y sólo respondiste con un ?me da mucho gusto, querido? sin siquiera voltear a verlo a los ojos? Estas acciones, aunque creemos que son inofensivas pueden llegar a mermar la autoestima de nuestros pequeños.

 

Es por ello que es importante mantener abierta la comunicación desde temprana edad. Aquí te damos algunos consejos útiles y fáciles de llevar a cabo:

 

Una manera sencilla de hacerles saber que en todo momento podrán contar contigo es en el día a día, cuando te cuenten cosas sencillas que hicieron en la escuela y es bueno que les respondas con frases motivadoras para que sigan teniendo confianza en contarte sus cosas.

 

Es importante que les digas que siempre podrán contarte todo lo que les pase, esto asegurará la confianza que tienen en ti.

 

Establece un tiempo determinado y de calidad para platicar con tus pequeños (si tienes varios hijos, reserva un espacio para cada uno de ellos): puede ser a la hora de la comida, antes de dormir o cuando vayan de regreso a casa desde la escuela. Considera que no haya interrupciones para que puedas escuchar realmente.

 

Si se presenta el momento en que necesites atender alguna cosa que interrumpa su plática, explícale de manera dulce que por el momento debes acudir a resolver algo pero que más tarde, compartirás un momento como se lo merece. Y cúmplelo.

 

Aunque es magnífico que enseñes a tus hijos a expresar sus sentimientos, también debes mencionarles que debe saber cuál es el momento y las personas adecuadas para hacerlo. Por ejemplo, si tiene algún problema en la escuela o con un compañero de salón, motívalo a que platique primero contigo para encontrar la solución adecuada en vez de actuar impulsivamente o pedir consejo de amigos u otras personas que tal vez lo puedan llevar por el camino incorrecto.

 

Con estos sencillos consejos podrás abrir los canales de comunicación con tus hijos desde temprana edad, cosa que agradecerás cuando sean adolescentes. Además, podrás identificar rápidamente alguna situación incómoda o de gravedad por la que tu pequeño esté pasando, previniendo futuras adversidades. Una buena manera de mantener una amplia comunicación es realizando actividades en conjunto.

 

Exit mobile version