Categories
Así Crece

Cosas que jamás debemos prohibirles a los pequeños ?toddlers?

Aunque es una etapa complicada, nunca debemos frenar estos comportamientos usuales en esta etapa.

Aunque es una etapa complicada, nunca debemos frenar estos comportamientos usuales en esta etapa.

Después del año, los niños comienzan a experimentar unas ganas locas por vivir nuevas cosas y explorar. Como ya son más independientes y pueden hacer muchas cosas más divertidas que antes, se pueden volver un pequeño remolino. Pero los expertos, comentan que a pesar de que es una etapa difícil para muchos papás, hay varias acciones que les encanta hacer a esa edad y pueden ser complicadas para la tranquilidad familia, pero es importante tomar precauciones y adelantarte un poco al hecho para evitar las prohibiciones. ¡Toma nota!

 

Prohibirle dibujar

Es muy común encontrar las paredes de la casa con bellos garabatos y dibujos infantiles. Recuerda que por medio del dibujo, los niños desarrollan su imaginación, emociones y habilidades para comunicarse.

 

Saltar, correr, ensuciarse y gritar

Todos son comportamientos clásicos de los niños. A veces pueden volver una tranquila casa en toda una revolución. Es una forma de comunicarse y demostrar que es un niño o niña feliz.

 

Participar en las tareas de casa

Pensamos que son demasiados pequeños para a yuda en casa, ¡pero no! Para ellos es un logro más, genera confianza y es la mejor forma de enseñarle disciplina y cooperación. Él se sentirá útil y aunque con supervisión, puede ser una gran ayuda al final del día.

 

Subir a cualquier cosa

Ellos adoran escalar, pero nuestro miedo puede hacer que sean niños sobreprotegidos. No limites su espíritu de exploración, con eso mejora sus habilidades motoras y la confianza en su cuerpo.

 

Comer solo

A todos los niños les gusta comer con las manos, es importante que sientan diferentes texturas y sobre todo que aprendan a probar de todo, para ellos comer solo y ensuciarse es parte de su aprendizaje.

 

Dar su opinión

Aunque creamos que los niños no deben opinar, es importante para que ellos se sientan valorados y tomados en cuenta. Es una forma de comenzar a comunicarse y si los reprimes, dejarán de hacerlo y se volverán niños tímidos y miedosos, con problemas para relacionarse y dar sus punto de vista.