Categorías
Así Crece

¡Primeros auxilios en casa!

Siempre es bueno conocer algo de primeros auxilios para esos pequeños accidentes que los niños se ocasionan a la hora de estar jugando. ¡Presta atención para aprender a curar una herida!

Siempre es bueno conocer algo de primeros auxilios para esos pequeños accidentes que los niños se ocasionan a la hora de estar jugando. ¡Presta atención para aprender a curar una herida!

Foto: Pinterest

Los niños siempre están muy inquietos tanto en la escuela como en casa: suben, corren, brincan y se caen ocasionándose muchas veces heridas comunes como cortes y rozaduras que pueden tratarse en el hogar sin problema, pero que es fundamental saber actuar para detener la hemorragia, saber limpiar la herida y prevenir una infección.

¿Cómo curar una herida?

Cualquier herida, por muy pequeña que sea, debe considerarse contaminada, y ello requiere una limpieza y desinfección para prevenir complicaciones.

1. Lo primero que debes hacer es lavarte bien las manos con agua y jabón antes de comenzar a curar la herida de tu hijo.

2. Lava perfectamente la herida al chorro de agua o con una solución fisiológica, y a continuación límpiala con agua y jabón, pasando una gasa húmeda desde el centro de la lesión hacia la periferia.

Foto: Pinterest

3. Aplica un antiséptico común con una gasa estéril y pasando ésta desde el centro de la herida hacia fuera.
    
4. Si la herida es leve, puedes dejarla al descubierto o poner una curita o una gasa estéril.

5. Fija el apósito con tiras de cinta especial para este tipo de curaciones o con un vendaje.

Todas estas precauciones son para prevenir que la herida se pueda infectar, también debes tomar en cuenta que ante cualquier síntoma en tu niño o si la hemorragia no cesa, entonces debes acudir con tu médico de cabecera para una atención oportuna.