Categories
Así Crece

Psoriasis infantil: 15 datos que debes conocer

Es un padecimiento que es muchas veces mal diagnosticado.

Es un padecimiento que es muchas veces mal diagnosticado.

La psoriasis pediátrica es una enfermedad crónica del sistema inmune y afecta la vida social y emocional de los niños.

 

Es una enfermedad crónica, progresiva, sistémica e inflamatoria, que se caracteriza por lesiones en la piel de color rojo y pueden tener ligeros tonos de color gris o blancos.

 

Se cree que es causada cuando el sistema inmune envía señales defectuosas que aceleran el ciclo de reproducción de células de la piel.

 

Si los padres tienen psoriasis, el bebé tiene un 40% de riesgo en padecerla.

 

Puede tener un impacto en la vida de manera física y emocional de los niños.

 

La forma más común de la enfermedad es conocida como psorisis en placas. Las células de la piel se acumulan formando parches de inflamación o piel escamosa.

 

Las lesiones pueden ser generalmente más pequeñas, más finas y con menos escamas que la psoriasis en adultos.

 

Las lesiones se encuentran en zonas visibles de la piel como cara,

cuero cabelludo, rodillas y codos.

 

La pérdida temporal del cabello puede ser causada por lesiones en la piel y por el rascado de éstas.

 

La comezón y dolor tienen  gran impacto en la vida de los pequeños.

 

Los niños usualmente desarrollan esta enfermedad entre los 7 y 11 años y se produce en 0.70 % de los niños.

 

Es ligeramente más común en niñas.

 

El 50% de los niños con psoriasis presentan estrés emocional, según estudios.

 

La psoriasis puede tener un impacto significativo en el rendimiento escolar.

 

Hay opciones de tratamiento para ayuda a contolarla, lo mejor es acercarse con un dermatólogo pediatra para un diagnóstico y tratamiento efectivo.

 

Fuente: Abbvie