Categories
Así Crece

Claves para despertar a tus hijos temprano

¿A tus hijos les cuesta mucho levantarse temprano de la cama? Sigue estos tips.

¿A tus hijos les cuesta mucho levantarse temprano de la cama? Sigue estos tips.

Ya sea por la escuela, un paseo u otras situaciones, nos vemos en la tarea de despertar a nuestros hijos temprano. Sin embargo, no siempre es una tarea grata: a los niños siempre les cuesta un poco más levantarse de la cama, y hay algunos que hasta se ponen de muy mal humor si los quieren separar de sus cobijas.

 

Despertarse temprano, especialmente para los niños que acaban de iniciar la etapa escolar, puede convertirse en todo un reto, ya que antes se levantaban a libre demanda y se tomaban el tiempo de forma holgada para desperezarse. Ahora necesitan despertarse a una hora en específico, cumplir con un horario y prácticas matutinas, y además hacerlo en determinado tiempo para que pueda llegar temprano.

 

Es normal que al principio los niños no se sientan cómodos con la nueva hora para despertar, pero es cuestión de semanas que se acostumbren. Pero si a tus hijos les está costando más de lo normal, debes poner suma atención, pues puede tratarse de una desorden de sueño que puede afectar su rendimiento escolar y estilo de vida.

 

Para que tus hijos se acostumbren poco a poco a levantarse temprano, te aconsejamos que sigas estas claves:

 

1.-Horas de sueño suficientes: lo recomendable es que un niño duerma 8 horas diarias. Es muy importante que no se vaya a la cama con dispositivos móviles que puedan distraer su sueño y provocarle insomnio.

 

2.-Toma de líquidos: si les das de cenar líquidos, es preferible que los consuman una hora antes de dormir para que no se vean obligados a levantarse al baño en la madrugada e interrumpan su sueño.

 

TE RECOMENDAMOS: 5 tips para volver a la escuela con todas las pilas

 

 

 

 

3.-Ejercicio: para que su cuerpo cumpla un ciclo sano de rutina, un poco de ejercicio por la tarde es importante. Puede ser antes de la cena, ya que los relajará y conciliarán mejor el sueño.

 

4.-Siestas: a menos que esté muy cansado, los niños deben ir eliminando poco a poco la hora de la siesta por la tarde y acostumbrarse a dormir sólo en la noche. Ojo: este proceso debe ser paulatino, pues las siestas también son importantes para su desarrollo.

 

5.-Despiertalos con canciones: a muchos nos tocó que de pronto nuestros papás nos despertaban a gritos para que bajáramos a desayunar y esto nos ponía de peor humor. Lo mejor es que programes su despertador con una canción que les guste mucho y a un volumen moderado.

 

Poco a poco tus hijos tomarán ritmo y les costará menos despertarse temprano. Si les cuesta mucho todavía, es importante que lo platiques con su pediatra para disgnosticar algún trastorno de sueño.

 

NO TE PIERDAS: ¿Qué causa insomnio en los niños?