Categorías
Así Crece

¿Por qué los niños sólo deben dedicarse a disfrutar de su infancia?

Sin trabajo, sin responsabilidades de adultos, sin tener que tomar grandes decisiones; los niños necesitan cuidado, protección, seguridad, afecto, contención, orientación, diversión, estabilidad… Sólo dedicarse a disfrutar de su infancia. ¿Por qué? Te lo contamos. 

Dejad que los niños jueguen

La infancia es el periodo en el que desarrollamos los soportes físicos, intelectuales, afectivos que nos permitirán desenvolvernos como seres independientes, ya sin la contención de una mamá y de un papá, sino como personas autosuficientes.

Por ello, es justo la etapa en la que necesitamos adquirir todos los recursos posibles que nos ayuden a lograr este destino: el convertirnos en adultos sanos en todos los aspectos. Es un momento decisivo.

Piensa cuando escuchas decir a alguien «viví una infancia difícil», cómo es esa persona, le cuesta trabajo expresar sus emociones, o no. Ahora piensa en aquella persona que con una sonrisa dice «yo disfruté y jugué mucho cuando niño», probablemente ahora de adulto es alguien con mayor estabilidad emocional.

Es que durante la infancia es cuando ocurre nuestro mayor crecimiento, no solo a nivel esquelético o muscular, gracias a la nutrición que papá y mamá nos proporcionan, es cuando aprendemos a generar nuestros vínculos afectivos y sociales, también donde nos vamos construyendo a nosotros mismos (nuestra personalidad y carácter) a través de todas las experiencias que vivimos: no es lo mismo un niño que tuvo que trabajar para solventar las carencias familiares, un niño que vivió en un orfanato,  un niño que disfrutó el seno familiar y el calor de un hogar, el amor de sus padres y toda la diversión y aprendizajes del juego.

Mira este estudio acerca del impacto de la infancia feliz en los adultos sanos. 

El maestro Osho decía acerca de la infancia : «Si un niño es capaz de disfrutar su infancia, podrá disfrutar de su juventud y de su edad adulta, y finalmente podrá disfrutar de su muerte. Todo empieza por el principio».

Como papá y mamá tienes un importante tarea: formar un adulto mucho mejor de lo que eres tú mism@. Quizá no puedes ayudar a todos los niños del mundo, pero sí puedes hacer mucho con tu niño, tu hijo. Te invitamos a ayudarlo, ¿cómo?

Tips para ayudar a tu hijo a disfrutar su infancia:
  • Permítele simplemente disfrutar, ¡di no al montón de actividades extraescolares!
  • Ayúdalo a desarrollar sus talentos, es importante, pero no quieras saturarlo de obligaciones. 
  • Dale y respeta su tiempo de juego, y juega tú con él.
  • Estimula su imaginación y creatividad.
  • Conócelo a fondo, platica mucho con tu hijo.
  • No lo controles ni sobreprotejas; respeta su autenticidad.
  • Llévalo a conocer lugares nuevos, bríndale experiencias que enriquezcan su intelecto pero también su corazón.
  • Sé afectuosa con él; dale seguridad emocional, que sepa que estás para él incondicionalmente.
La infancia finaliza a los 7 años aproximadamente, después viene la llamada pubertad; una etapa en la que tu hijo tendrá otras necesidades necesidades emocionales, pero que podrás resolver muy bien si su infancia la vivió constructivamente. 
Con información de Psicología y mente, blog especializado en psicología.
FOTO GETTY IMAGES