Categorías
Así Crece

«Crecer duele» es real, no ignores a tus hijos

Si te ha pasado que tu hijo o hija se despierta por las noches quejándose de malestar sin razón aparente, no creas que solo quiere atención.

De acuerdo a la Sociedad Brasileña de Pediatría, alrededor del 15 por ciento de los niños sufre dolores “inexplicables” en las piernas, los cuales se deben a que ¡está creciendo!

Cuando nuestros padres decían que “crecer duele”, tal vez no sabían que era literal, pero lo es. Los llamados “dolores de crecimiento”, puede comenzar alrededor de los tres años y se pueden presentar hasta los 10.

En ocasiones son esporádicos, pero hay algunos menores cuya presencia es constante. Generalmente, los presentan por las noches en muslos y pantorrillas.

Hasta el momento, sus causas son desconocidas, pero se cree que puede tratarse de un desequilibrio en el ritmo de crecimiento de huesos, tendones y músculos, provocando dolor.

Los pediatras afirman que no hay de qué preocuparse si a la par de la molestia no aparecen manchas, hinchazón o limitación de las actividades.

Para calmarlos, recomiendan dar masajes y colocar compresas calientes, así como la realización de actividad física y evitar a toda costa el sedentarismo.