Categorías
Así Crece

Rutinas que ayudarán a tu hijo a dormir bien

Para facilitar el descanso nocturno a tu hijo es importante mantener algunas rutinas durante el día y justo antes de dormir. Cumplidos los seis meses, el bebé empieza a sentarse solo, es capaz de darse la vuelta, emite sonidos, le gusta escucharse… Su cuerpo y su cerebro están madurado rápidamente y es un buen momento para asentar las rutinas que le ayudarán a dormir bien con naturalidad.

  1. Procurar que por las mañanas le dé la mayor cantidad de luz natural posible, dando paseos o colocándolo cerca de la ventana de su cuarto. La luz del sol estimula la producción de melatonina, una hormona que ayuda a inducir el sueño.
  2. Debes ayudarle a sentirse seguro y protegido y esto se consigue a través del contacto físico, abrazándolo y respondiendo de inmediato cuando reclama la presencia de mamá y papá.
  3. Mantén a diario costumbres que pueda reconocer fácilmente, como su baño, una cena tranquila y, sobre todo, tener cerca su muñeco o su mantita favorita, ese objeto de consuelo que le da seguridad y le tranquiliza. Su presencia le ayudará a dormir y a volver a conciliar el sueño si se despierta a media noche.
  4. También es aconsejable dejar abierta la puerta de su habitación (si ya duerme solo), los espacios cerrados pueden agobiar y hacerlo sentir aislado. Muchos padres preguntan si el peque puede dormir con luz.
  5. Lo ideal es que el niño asocie el sueño nocturno con la oscuridad y que la claridad del amanecer vaya entrando de manera gradual en su cuarto. Pero si siente miedo, habrá que tratar primero esos temores antes de dejarlo a oscuras, colocando, por ejemplo, una lamparita nocturna en un enchufe toda la noche. El ambiente que hay cuando el niño concilia el sueño debe permanecer igual mientras duerme, así que no debes apagar esa lucecita a mitad de la noche.

Por Felipe Salinas

Te interesa: Los mejores alimentos para dormir