Categories
Así Crece

Dormir bien influye en la estatura de los niños

Una nueva investigación sugiere que dormir ocho horas al día estimula la hormona de crecimiento en los niños.

Una nueva investigación sugiere que dormir ocho horas al día estimula la hormona de crecimiento en los niños.

La estatura de los niños siempre es un motivo de preocupación para los padres, aunado a ello, en México se cree que tener baja estatura es algo ?normal?; sin embargo, los especialistas sugieren que las horas de sueño de un niño son determinantes en su crecimiento. 

 

El estudio arrojó que los niños que tiene una estatura por debajo del promedio de sus compañeros pueden presentar una deficiencia de la hormona de crecimiento, cabe mencionar que la estatura también depende de factores genéticos y hereditarios. 

 

Por ello, es importante considerar los siguientes parámetros para realizar una valoración adecuada del desarrollo de un niño como son el peso, la talla, la velocidad del crecimiento y sus antecedentes familiares.

 

Actualmente, 14 de cada 100 niños en etapa preescolar en México tienen talla baja, lo que representa un millón y medio de menores de cinco años, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012.

Foto: Pinterest

 

Los profesionales comentaron que los pequeños con estatura baja pueden llegar a tener algún problema que debe ser detectado a tiempo, para tratarlo mediante un método clínico adecuado y así evitar el deterioro no sólo de su estatura final, sino de su salud integral.

 

El patrón de crecimiento es un indicador importante del estado de salud en general, no obstante, puede ser difícil distinguir entre un crecimiento normal y anormal.

 

En ese sentido, se recomienda que para que los niños alcancen la estatura deseada deben considerar que una de las etapas más importantes en las que actúa la hormona de crecimiento es entre los dos y 12 años.

 

Y sobre todo, agregó, los padres deben pedir a un especialista que calcule la estatura adulta objetiva del niño con base en la siguiente fórmula: Niños (Estatura del padre + Estatura de la madre)/2 + 6.5 cm y en niñas (Estatura del padre + Estatura de la madre)/2 – 6.5 cm.

 

Los padres deben estar pendientes de los cambios físicos que experimenten sus hijos y en caso de sospechar de algún problema, es importante acudir a supervisión de un especialista en Endocrinología Pediátrica que pueda apoyarlos a diagnosticar cualquier anormalidad.