Categories
Así Crece

Enséñalos a compartir

Quizás es un valor difícil de aprender para los niños pequeños; aunque, pueden adquirirlo si se les enseña en casa con el ejemplo.

Quizás es un valor difícil de aprender para los niños pequeños; aunque, pueden adquirirlo si se les enseña en casa con el ejemplo.

Para que tu tesoro no desarrolle un comportamiento egoísta es importante que desde pequeño le enseñes a compartir. Sí, es cierto, no será nada sencillo, aun más, porque en los dos primeros años de vida los niños no tienen un sentido de propiedad, no distinguen cuando algo les pertenece o no. Si llevan tiempo jugando con un juguete o se familiarizan con él creen que es suyo y no entienden por qué puede ser de alguien más; o piensan que si lo prestan los perderán. Instruirlo para que aprenda a hacerlo requerirá tiempo y paciencia; pero, sobre todo, de que tus acciones son un verdadero ejemplo para él. Con las siguientes recomendaciones te será más fácil realizar esta tarea:

 

1. Durante la comida motívalo a dar a otros del alimento que más le guste, por ejemplo: partir en dos una galleta y ofrecerla a un miembro de la familia. Anímalo a pensar en los demás, dile que pregunte si ya comieron todos antes de servirse una gran cantidad, o por segunda vez de ese delicioso postre. Esto también le permitirá adquirir valores como la cortesía y la amabilidad.

 

2. Reúne algunas de tus pertenencias u cosas del hogar, o compra algunos objetos y pídele también que se desprenda de algo suyo (ropa o juguetes), pero no de lo viejo y de lo que no sirva o no le guste, sino que elija algo en buen estado y juntos entréguenselo a alguien que lo necesite. Esto es pertinente para que aprenda a no tener demasiado apego por los bienes materiales.

 

3. Reparte ciertas responsabilidades en casa y dile que elija a quién auxiliar y que ofrezca más de su tiempo y trabajo en una tarea que involucre a toda la familia. Explícale que los resultados serán mejores si todos cooperan; y que si ellos ayudan, también serán ayudados.

 

4. Establece una hora para que vea su programa favorito, pero también para que los demás miembros de la familia puedan hacerlo. Esto le servirá para darse cuenta de que todos en la familia son importantes.

 

5. Organiza la visita a un asilo de ancianos, orfanatorio o alguna institución  de asistencia para compartir su tiempo, ropa, alimentos o medicinas. Es una excelente oportunidad para disfrutar al dar a quienes más lo necesitan.