Categorías
Así Crece

¡A entrenar la vista de tu bebé!

¡Juega con tu peque! Con estas ideas le ayudarás a divertirse y estimular su sentido de la vista

 

TEXTO: Jessica López Cervantes

 

1 MES

– Apenas puede enfocar a unos 25 centímetros de distancia

– Tiene una mirada perpleja

– Su mundo no es en color, sino en tonos grises y ocres

– Es capaz de diferenciar los grandes contrastes (blanco y negro, blanco y rojo…)

Juega con él

Haz dos fichas: una será “El damero” (4 cuadros en blanco y negro) y otra, “El ojo” (un círculo dentro de otro). Con el bebé en brazos coloca las fichas a 25 centímetros de su cara, centradas. Si no muestra interés, acércalas y aléjalas hasta que se fije en ellas, es decir, hasta que muestre asombro. En ese punto es mejor parar. Primero le enseñas una ficha y después otra. En pocos días las conocerá y disfrutará cada vez que las vea. Además, cada día será capaz de mantener su atención por más tiempo.

2 – 3 MESES

YA PUEDE ENFOCAR HASTA 40–50 CENTÍMETROS

Juega con él

-Busca la distancia a la que tu niño mantiene mejor la atención, acerca y aleja las fichas hasta notar que sus ojos se centran en la figura.

-Enséñaselas de la siguiente manera: coloca “El ojo” delante de su cara durante cinco segundos (así lo ayudas a incrementar su concentración) y “El damero”, cuando lo esté mirando, muévelo hacia un lado y luego hacia el otro (así favoreces el seguimiento).

 

4 6 MESES

-Sus hemisferios se conectan y empieza a mover las manos en busca de un objeto.

-Ya no se trata sólo de ver: quiere agarrar lo que ve.

-Enfoca a diferentes distancias, empieza a ejercitar la coordinación ojo-mano.
Juega con él.

-Los patitos. Las cajas de música sobre las que se mueven muñecos atraen su atención. Con los ojos sigue el movimiento de los objetos y es fácil que quiera cazarlos con sus manos.

-El palo de lluvia. Puedes construir un palo de lluvia con una botella de plástico en la que coloques piedras de diferentes tonalidades, botones pequeños y grandes… enséñasela al bebé, girándola suavemente hacia abajo, para que observe cómo caen los objetos.

La marioneta

Inventa una historia con ella para tu hijo. Aprovecha este momento para acercársela y alejársela, esto hará que la siga con la mirada e intente tocarla. Observa a qué distancia tu niño la mira con comodidad, a cuál deja de prestarle atención, a cuál la quiere tocar…

7 – 12 MESES

 

-Controla los músculos que le permiten girar los ojos en todas las direcciones.

-Ya puede mandar sobre sus sentidos: aumenta la coordinación, equilibrio y memoria.

-Ve con mucha nitidez.

-Lo que ve le impulsa al movimiento ya no sólo de las manos, sino de todo su cuerpo.

-Hacia los nueve meses se fija en los detalles.

-Cuando empieza a gatear, sigue los objetos, los atrapa, toca y manipula.

-El gateo le ayuda a calcular distancias y a enfocar más.

Juega con él

Burbujas. Haz burbujas delante del bebé. Primero las mirará, después intentará explotarlas. Practica enfocar diferentes distancias y ajustar la mano a distancias que cambian.

Los cochecitos. Consigue un juego de rampas de coches o pelotas que se deslicen hacia abajo para estimular los movimientos más complejos de los ojos.

Pañuelo con sorpresa. Envuelve cascabeles, sonajas o pelotas en un pañuelo; poco a poco deja caer los objetos al suelo y él se lanzará tras ellos.