Categories
Así Crece

Expertos mexicanos crean juguetes y juegos interactivos en lenguas indígenas

Son una herramienta didáctica para mejorar la calidad educativa de los niños indígenas ya que a través de ellos podrán interactuar de forma lúdica usando su lengua materna.

Son una herramienta didáctica para mejorar la calidad educativa de los niños indígenas ya que a través de ellos podrán interactuar de forma lúdica usando su lengua materna.

Investigadores del Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco del CIESAS crearon juguetes y juegos interactivos en siete lenguas indígenas con el objetivo de que llegar uno de los sectores más vulnerables del país: los niños indígenas.

 

Liderados por la Dra. Frida Villavicencio Zarza, la cual creó y desarrolló la nueva colección: Juguemos con? integrada por muñecos interactivos que responden en purépecha, náhuatl, wixarika y tutunaku; loterías interactivas que se pueden jugar en maya, náhuatl, mixteco o español, esta gama de juguetes didácticos, destaca la creación de un gusanito que al conectarse por medio del bluetooth, habla en lengua hñahñu.

 

El proceso para transitar de los juegos a los juguetes interactivos, explicó la especialista, requirió del trabajo colaborativo de un equipo multidisciplinario integrado por lingüistas, antropólogos, educadores, diseñadores, artistas, y programadores en computación y robótica del INAOE, centro CONACYT, al igual que el CIESAS.

 

Los juguetes de la colección están diseñados para niños de 0 a 6 años de edad que cursan la educación inicial y el nivel preescolar y favorecen la adquisición de la lengua materna.

La Dra. Villavicencio comenta que:  ?El desarrollo de estos juguetes requirió de tres años de trabajo intenso desde que se determinaron las lenguas en las que se habrían de producir hasta la obtención de los prototipos que ahora se pondrán a prueba?. De las 68 lenguas originarias de nuestro país, explicó también, se trabajaron siete: náhuatl y wixarika, mixteco y otomí, maya, tutunaku y purépecha.

 

Juguemos con? responde al espíritu y a la misión del LLCVF por lo que la participación de hablantes de las distintas lenguas originarias en las que se elaboraron los juguetes ha sido central.