Categories
Así Crece

Niños con mal genio son más inteligentes, según la ciencia

Estudios científicos demuestran que el mal genio en los niños es señal de mayor inteligencia. Descubre cómo ayudarlo y motivarlo.

Estudios científicos demuestran que el mal genio en los niños es señal de mayor inteligencia. Descubre cómo ayudarlo y motivarlo.

¿Sientes que tu hijo tiene mal genio? Esto podría ser una señal de mayor inteligencia. La Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia, realizó un estudio sobre el estado de ánimo de los pequeños, cuyo resultado fue que los niños con mal carácter tienden a ser más inteligencia.

Un niño que está de mal humor casi todo el tiempo puede convertirse en algo preocupante y hasta molesto para sus padres y otras personas de su entorno. No obstante, detrás de esa actitud se esconde una personita ingeniosa.

El estudio consistió en pedirle a un grupo de personas, incluyendo niños, que vieran algunas películas que reflejaran hechos positivos y negativos de sus vidas. Los investigadores descubrieron que, al manipular sus sentimientos, los niños mejoran la capacidad de juzgar a otros cuando están tristes o de mal humor, incluyendo que los estados de enfado incrementan la memoria.

Además, el estudio demostró que el mal genio estimula la capacidad para argumentar, al contrario de los niños optimistas, que tienen más facilidad para cooperar.

Otro de los resultados fue que los niños malhumorados tienen un mejor proceso de información cuando se enfrentan a situaciones complicadas y se les da resolver situaciones de manera más óptima.

 

TE RECOMENDAMOS: Cómo canalizar la ira en los niños

 

 

 

 

Cómo ayudar a un niño con mal genio

Si tu pequeño tiene mal genio, puedes estimularlo pidiéndole que exprese cómo se siente con palabras, sin llegar a los gritos o a los golpes.

Estos pequeños tienden a explotar fácilmente. Sin alterarnos, hay que pedirle que se calme y que es muy importante que aprenda a adaptarse a ciertas personas o situaciones.

Algo que puede servir para tranquilizarlo, es enviarlo unos momentos a su habitación solo para que poco a poco se le baje el mal humor, explicándole que no le harán caso hasta que se tranquilice.

También es importante no caer en su juego y mantener la calma todo el tiempo.

Es vital que un niño con mal genio se mantenga distraído. Los rompecabezas son ideales para estimularlo y tranquilizarlo.

Recuerda que necesitarás un poco más de paciencia. Y siempre recuerda que la personalidad de tu hijo puede traer cosas positivas para su desarrollo.

 

NO TE PIERDAS: ¿Qué es el frasco de la calma?