Site icon Padres e Hijos

¡Mi hijo tiene miedo al pediatra! ¿Qué hago?

¡Mi hijo tiene miedo al pediatra! ¿Qué hago?

¡Mi hijo tiene miedo al pediatra! ¿Qué hago?

Para que las visitas al pediatra no se conviertan en una pesadilla, checa estas recomendaciones.

El miedo empieza a manifestarse cuando los niños tienen entre seis meses y un año de edad, justo en la etapa del miedo a la separación. En ese momento, el niño toma conciencia de que es una persona distinta a su mami y empieza a temer a los desconocidos. Por eso reacciona con temor en presencia del pediatra al que ve todos los meses. Pero, en general, no es tanto el médico lo que atemoriza al niño como el hecho de que lo examinen con instrumentos extraños. Los niños pequeños son muy sensibles a esos gestos. Algunos lloran y otros, aunque sienten mucho miedo, logran dominar su temor.

¿Qué hago? 

A los niños les interesa mucho el contacto que se establece con ellos y notan enseguida si son bien acogidos o no. Por eso, si interiormente no son bien recibidos, las cosas no funcionan. Por ello, es vital sugerirle al médico que lo trate con sutileza. 

Los papás en la consulta del pediatra fungen como intermediarios para entrar en contacto con el niño, son ellos quienes deben comenzar con la comunicación y la presentación del niño con el pediatra, ese momento es ideal para que ambos se familiaricen. Los juguetes también pueden ayudar a los niños más grandecitos a sentirse más cómodos. Normalmente, les gusta encontrárselos cada vez que van a la consulta. 

Si quieres saber más de este tema, no te pierdas el artículo completo en nuestra revista de marzo. Suscríbete en aquí

Foto: Pinterest

Exit mobile version