Categorías
Así Crece

Niños introvertidos vs. extrovertidos

Por Judith Celis, psicoterapeuta y bloguera en padresestrella.com

Introvertido o extrovertido, son las formas como tu niño se está relacionando con las personas y el mundo; entenderlas te permitirá darle lo que necesita para, genuinamente… ¡brillar tal como es!

 

INTROVERTIDOS

Su interés se enfoca hacia sus pensamientos y sentimientos interiores.

PROS

• Les gusta llevar una vida ordenada y sus sentimientos suelen estar bajo su control.

• Raramente son agresivos y no necesitan a los demás para estar contentos.

• Piensan antes de hablar y tienden a ser independientes.

• Reflexivos y abordan las situaciones con planeación.

• Conceden gran valor a la confianza; son confiables.

• Les agradan las conversaciones complejas sobre sentimientos e ideas.

• Tienden a ser aficionados a la lectura y a las artes.

• No siguen las convenciones sociales ni estereotipos.

CONTRAS

• Son individualistas, retraídos, reservados y distantes; tienen pocos amigos.

• Pesimistas, desconfían de sus impulsos y se toman muy seria- mente lo que les pasa.

• Se sienten incómodos entre desconocidos y no les gustan las emociones fuertes.

• Su falta de interés por interactuar con la gente se confunde con desprecio.

• Tienden a ser más sensibles, pero no se quejan abierta- mente con facilidad, prefieren alejarse en silencio.

• Tienden a ser inflexibles en sus juicios y con su criterio: de blanco o negro.

• Son criticados y desvalorizados; calificados como antisociales, tímidos, taciturnos, presuntuosos y arrogantes.

CRIANZA

• Hay que comprenderlos (no juzgarlos) y autorizar su retraimiento y/o necesidad de regresar a la tranquilidad.

• Foméntale actividades sociales que lo hagan practicar habilidades sociales sin ofuscarlo; sin que se sienta amenazado o criticado.

• Modélalo de manera realista, pero optimista, que se vale reír- nos de nuestros problemas, de nosotros mismos; también que hay que disfrutar la vida y cada momento al máximo.

• Por medio de cuentos, casos de la vida real, películas o charlas familiares, bríndale herramientas emocionales para que sea asertivo al comunicar sus necesidades, hacerse entender, respetar y escuchar, de suerte que esté mejor preparado para la vida escolar o laboral y que los pocos amigos íntimos que tenga sean honestos, confiables y duraderos.

• Debido al menoscabo constante hacia la introversión, es posible desarrollar una actitud negativa hacia la vida. Para evitar que esto pase, fortalece su autoconcepto: recuérdale continuamente que la introversión es una forma normal y saludable de vivir si así es feliz de verdad.

 

PEXELS

 

EXTROVERTIDOS

Enfocados hacia la vida social, no hacia lo interno.

PROS

• Constante búsqueda de acción, nuevos proyectos, emociones fuertes y cambios.

• Optimistas, despreocupados y contagian el buen humor.

• Tienen muchos amigos.
• Comunican sus ideas y emociones con facilidad. • Aceptados, valorados y recompensados; deseados laboralmente por su “liderazgo” y “don de gente”.

CONTRAS

• Poseen poco control de sus emociones e impulsos.

• Pueden ser agresivos e intolerantes a la frustración.

• Les cuesta la introspección; intolerantes a la sensación de soledad o aislamiento.

• Son dependientes de sus personas cercanas.

•Su moral se basa en la convención social; son influenciables por los otros.

• Los mueven los intereses monetarios y materialistas.

• Pueden descuidar su salud.

• Con tendencia egocéntrica e infantil y un gran contenido de egoísmo inconsciente.

CRIANZA

• Fomenta actividades que lo conecten con su cuerpo, que lo fraternicen con su soledad, que le ayuden a profundizar, a realizar introspección: meditación, yoga, mindfulness, psicoterapia, o lectura, entre otros.

• Equilibra sus actividades extraescolares, que su agenda posea tanto actividades en grupo como algunas en solitario.

• Incúlcale que debe hacerle caso a su “verdadero ser” más que a las exigencias de la sociedad; que es importante ser auténtico y no solo sobrevalorar el éxito social.

• Enséñale con el ejemplo diario una forma responsable y saludable de ser sociable: a controlar sus emociones, ser generoso, empático y buen líder.