¡Tiene manías!

Son pequeños, pero ya saben lo que quieren y lo que no. Y aunque a veces sus gustos te sorprendan, a ellos les dan seguridad y les ayudan a reafirmar su personalidad.