Categorías
Así Crece

¿Tu hijo no habla tan bien como otros niños? Ayúdale a desarrollar el lenguaje

Si a tu niño le cuesta trabajo hablar o expresarse, o has notado que no habla tan bien como otros niños de su misma edad, quizá necesita ayuda para desarrollar el lenguaje. El desarrollo del lenguaje a los 5 años se espera que esté al 100%, un tratamiento oportuno ayuda a evitar complicaciones a largo plazo.

Si después de los 18 meses el niño no habla, a los dos años tiene un vocabulario de menos de 20 palabras, a los 3 años no hace oraciones o a los 4 años su lenguaje no es 90% exacto y completo, busquen ayuda profesional.

Los primeros años de vida, son los más importantes en el desarrollo y la mayor parte de este tiempo se pasa en casa, por lo que mencionaré algunas cosas que no favorecen al lenguaje de tu hijo:

  • Dejar pasar el tiempo ante una duda, sospecha o posible dificultad en el desarrollo.
  • Hablarle o esperar que hable, en un nivel no adecuado a su desarrollo o edad.
  • Hacer comparaciones.
  • Favorecer la intención comunicativa a base de señas, lenguaje en diminutivo, combinando palabras y no dar tiempo de respuesta ante una petición.

Habiendo mencionado lo que no favorece el lenguaje y si te sientes identificado, te daré recomendaciones que sí favorecen el lenguaje y el desarrollo para que puedas poner en práctica en casa:

  • Buscar información confiable sobre las etapas y el nivel de desarrollo de acuerdo a la edad.
  • Buscar ayuda de un especialista.
  • Aprovechar toda actividad y momento para utilizar lenguaje.

Los niños todo el tiempo nos están escuchando, por lo que al hablar todo el tiempo estaremos ayudándoles a construir significado y ampliar su vocabulario.

  • Tener rutinas y horarios constantes, son muy importantes para el desarrollo ya que brindan estructura y organización, por ejemplo: la hora de dormir, comer y del baño, hay que acompañarlas de un monologo describiendo todo momento dentro de la rutina.
  • Acompañar la acción con palabras, para cada acción una reacción y con reacción nos referimos a sonidos, palabras o oraciones de acuerdo al nivel de desarrollo.
  • Ser constantes, para que un niño empiece a hablar o expanda su vocabulario, se debe de considerar que la palabra que queremos que diga primero la tiene que aprender y ya la conoce la va a ir produciendo.
  • Regla de + 1, para expandir el lenguaje del niño siempre se debe de aplicar la regla del +1 que significa que vamos a ir dando uno más de lo que ellos dicen.

Conforme los niños empiezan a juntar palabras y realizan oraciones, el modelar la misma estructura les ayuda a que aprendan que esa es la manera en como crear oraciones cada vez más complejas y correctamente organizadas, les recomiendo cada vez que ellos quieran comunicar algo con nosotros o nosotros algo con ellos utilizar primero el Sujeto: MAMÁ, luego el Verbo: QUIERO y al final el Predicado: JUGO.

  • Evita hacer preguntas cerradas, por ejemplo ¿es de color azul? Y cámbialo por descripciones, por ejemplo: este cubo es de color azul. Todo el tiempo nos están escuchando y vamos a estar modelando tanto la estructura y organización del lenguaje, como expandiendo su vocabulario, a demás de esta manera los niños van a participar y completar la oración.
  • Evita decir la palabra NO mientras el niño intente construir o entablar una comunicación ya que, si está realizando un intento por comunicar y recibe un NO, se va a crear una barrera y lo que buscamos es que tenga motivación e interés por comunicarse, por ejemplo: no te entiendo, no lo dijiste bien, mientras que no me lo digas bien, no te lo doy.
  • Llama casa objeto por nombre y evita decir diminutivos, a la mamila decirle mamila y no tete o bibi.
  • La tecnología no es mala, lo malo es el uso que se le da ya que llega a sustituir el tiempo de juego, de lectura, de convivir, comunicar y poner el lenguaje en práctica, por lo que el tiempo de su uso debe de ser el menor posible y siempre con supervisión de un adulto.
  • Como hablamos de utilizar lenguaje en todo momento, se recomienda todos los días leer y crear el hábito de la lectura, así como jugar con ellos por lo menos 30 minutos al día poniéndoles toda nuestra atención y brindando tiempo de calidad.

Por Lic. Gala María Gómez Miranda, terapeuta de lenguaje, aprendizaje, psicomotricidad y voz (niños, adolescentes y adultos). Tel.55 2898-0558 / email: gala.gomez.terapeuta@gmail.com / www.galagomezterapeuta.com.mx/ FB: Terapia de Lenguaje, aprendizaje y voz