Site icon Padres e Hijos

Mami, tengo miedo

Mami

Mami

Los miedos infantiles son reacciones naturales que ayudan a lidiar con experiencias nuevas y hacer frente a los peligros, pero, ¿cómo actuar frente a los que aquejan a tu pequeño?

A los dos años de edad es cuando los miedos de los primero meses de vida evolucionan, incrementándose frente a posibles estímulos y nuevos conocimientos. A esta edad pueden entrar en escena temores a o monstruos ocultos en la oscuridad, personajes de la televisión o animales. De cualquier manera, el miedo es una reacción natural que ayuda al humano a lidiar con experiencias nuevas y protegerse de los peligros. Por ello es probable que tu hijo de dos años experimente temores específicos. Veamos cómo puedes ayudarlo a superarlos.

 

Miedo 1: que te alejes de él.

Formas de manifestarse: al experimentar este temor, tu peque puede rehusarse a ir a la guardería, resistirse a quedar bajo el cuidado de otra persona que no seas tú o negarse a dormir en otra cama que no sea la suya.

¿Cómo combatirlo? Refleja un estado de tranquilidad  y con una actitud serena infórmale lo que va suceder (que él irá a la escuela y tú a trabajar, por ejemplo); asimismo, explícale que más tarde se reunirán y despídete brevemente con una caricia. Recuérdale que estará en un lugar seguro bajo el cuidado de alguien que lo tratará bien y lo cuidará.

 

Miedo 2: a la oscuridad.

Formas de manifestarse: además de pedirte que no apagues la luz, tu peque puede rehusarse a dormir en su cuarto, aun cuando ya lo hacía. El cambio se debe a que, conforme crece, adquiere mayor capacidad imaginativa que le áseteme situaciones amenazantes que antes no concebía.

¿Cómo combatirlo? Antes de la hora de dormir, cuéntale un cuento alegre o platica con él sobre las experiencias del día. Este tiempo de relajamiento lo distraerá hasta que concilie el sueño.

 

Miedo 3: a los payasos y disfraces.

Formas de manifestarse: los niños que temen a estas caracterizaciones lloran de manera incesante con el rostro aterrorizado o simplemente muestran enfado.

¿Cómo combatirlo? Propicia que se familiarice con este tipo de personajes, comprando disfraces o una nariz de payaso, de modo que tú misma puedas ponértela y actuar como tal. También puedes maquillarte, invitar a tu niño a hacerlo a que también lo hagan y leerle historias sobre payasos.

Exit mobile version