Site icon Padres e Hijos

Maneja la frustración de tu peque ¡con amor!

Maneja la frustración de tu peque ¡con amor!

Maneja la frustración de tu peque ¡con amor!

La mejor forma de no acabar siempre en berrinche es a través de cariño. Te decimos cómo:

Como parte de su crecimiento, los pequeños tienen que aprender a tolerar su frustración y las situaciones difíciles y adversas. Para que lo hagan de forma natural, los padres deben evitar la sobreprotección y no abusar de la permisividad, pero tampoco caer en malos tratos, regaños, gritos y violencia.

 

Una de las principales causas de la poca tolerancia de los niños a la frustración es el exceso de protección y permisividad por parte de sus padres, lo que lleva a que los niños no sepan manejarla. Por otro lado, los padres deben saber que hacer entender a los hijos sobre la tolerancia a la frustración no implica usar el autoritarismo, deben abstenerse de castigarlos física y psicológicamente, ya que estos comportamientos en los padres llevan a actitudes negativas y de violencia ante una crítica, un comentario, un llamado de atención o una exigencia.

 

¡No pierdas el control!

 

Si un niño hace una rabieta, se debe evitar el castigo físico y se debe darle otras alternativas para solucionar el conflicto interno con tranquilidad, ya que los padres deben ser modelo para los hijos en el manejo de las emociones.

 

Los padres debemos aprender a perderle el miedo a las reacciones de rebeldía de los pequeños y sin enfrentarse con ellos, con una actitud de calma, siendo tolerantes y  brindarles el apoyo. Cuando se encuentra el amor, el apoyo y comprensión entre los padres e hijos es más fácil superar cualquier situación por dura que sea.

 

Exit mobile version