Categories
Así Crece

Manías de los niños a la hora de comer

Las manías de los niños a la hora de la comida pueden parecer verdaderas locuras, pero no olvides que esta es su manera de mostrar sus preferencias y rechazos.

Las manías de los niños a la hora de la comida pueden parecer verdaderas locuras, pero no olvides que esta es su manera de mostrar sus preferencias y rechazos.

A partir del año de edad, los niños son totalmente conscientes del poder que tienen sobre la comida. En esta etapa puedes obligarlo a ponerse un pantalón que no le gusta, pero no puedes obligarlo a comer. 

 

Además, es a esta edad cuando sus gustos cambian de repente. Lo que hoy le fascina, mañana lo aborrece. Sin embargo, esto también funciona al revés: un platillo que hoy no quiere, mañana puede ser su favorito. 

 

Consejos para vencer las manías de los niños

 

1. Sé paciente a la hora de darle a probar nuevos alimentos. Tal vez debas ofrecerle el mismo platillo varias veces hasta que decida probarlo. 

 

2. En ocasiones, dale dos o tres opciones a elegir, así le demuestras que él está seleccionando lo que quiere y desea comer.  

 

3. ¡No te alarmes! Las manías de los niños relacionadas con la comida, suelen desaparecer con el tiempo. No lo fuerces a probar algo que no quiera, poco a poco su dieta será más variada. 

 

RELACIONADAS: 7 tips para que coma de todo

Foto: iStock

 

4. Evita las prisas. Si tu hijo percibe tu impaciencia, es fácil que pierda el apetito y se distraiga con cualquier otra cosa. Por muy estresante que sea el día, a la hora de la comida trata de relajarte y hacer a un lado las tensiones. Es importante que el niño y tú disfruten de la comida en un ambiente relajado. 

 

5. Mídete con las raciones. Sirve en su plato la cantidad justa para él. Si te excedes, favoreces la obesidad y el sobrepeso, ya que lo estás invitando a comer más de lo que apetece. 

 

Pon el ejemplo

 

Cuando los papás predican con el ejemplo, es más fácil para los niños adoptar hábitos saludables en s cu vida como hacer ejercicio y llevar una dieta balanceada. Finalmente, cabe destacar que es muy importante no forzarlos a comer, ya que pueden relacionar la comida con aspectos negativos. 

 

RELACIONADAS: No lo obligues a comer