Site icon Padres e Hijos

Mantener su interés

Mantener su interés

Mantener su interés

Si tu peque se aburre con frecuencia, aquí te decimos que hacer para mantener su interés con actividades divertidas.

¿Cuánto tiempo pone atención a un objeto o acción?

 

Muy poco. Los padres a veces se desesperan porque hay que cambiar de juego constantemente, pero a medida que crece, también lo hace su capacidad para mantener el interés en algo.

 

1. Clasifica objetos

 

Todo reto atrapa la atención de tu hijo. Se empeña en aprender, cueste lo que cueste. Una habilidad no dominada puede convertirse en un punto de interés de incalculable valor. Ofrécele retos, no te conformes con aplaudir lo que ya sabe hacer, aunque eso implique una dosis de frustración. Clasificar objetos es siempre un desafío para él.

 

De paseo, en el parque, detente y recoge unas cuantas hojas. Después, ponlas en un banco frente a él y proponle que haga un clasificación: «Aquí vamos a poner las que son verdes y redondas», puedes decirle. «Aquí las marrones», «aquí los palitos». Hacia los nueve meses al bebé le encanta clasificar cosas.

 

Antes de esa edad, podemos hacer el mismo juego pero clasificando los objetos nosotros. Veremos con qué atención escucha tu bebé tus palabras y se fija en qué elementos pones en cada montón. Y no tienes que salir al parque. Puedes hacerlo en casa con cucharas, con colores, con sus propios cubitos… ¡e incluso con los frijoles olas miguitas de pan! Déjalo que se ensucie un poquito.

 

2. Con papá no me aburro

 

O con mamá, claro está. Siéntate en el suelo con la espalda apoyada en la pared y las piernas flexionadas. Sobre los muslos coloca al bebé, mirándote de frente. Establece contacto visual con él y empieza a balancear las piernas suavemente de un lado a otro. ¿Sostiene la mirada? ¿Cuánto tiempo?

 

Jugar con papá y mamá no es lo mismo que hacerlo solo. Con nosotros es mucho más fácil que mantenga la atención durante más tiempo. Cuando el niño se canse, ofrécele otro estímulo, por ejemplo, una canción. La cantas mientras sigues mirándole. Ve observando cómo toma y suelta el contacto visual contigo, qué lo hace poner atención y qué no. No lo fuerces, cuando diga que no, permítele cambiar de actividad. El nene debe estar motivado para hacer todas estos pasatiempos, pero lo más importante es que no debe sentirlo como una imposición, sino como un tiempo divertido que comparte con sus papás.

Exit mobile version