Categories
Así Crece

Los mejores amigos de los niños son las mascotas, según la ciencia

El efecto positivo que las mascotas dejan en los niños, las convierten en los mejores compañeros del mundo.

El efecto positivo que las mascotas dejan en los niños, las convierten en los mejores compañeros del mundo.

Un estudio publicado por la Universidad de Cambridge reveló que las mascotas hogareñas influyen de gran manera en el desarrollo infantil y tienen un efecto muy positivo en las destrezas sociales y el bienestar emocional de los niños.

 

?Toda persona que haya amado a una mascota durante la infancia sabe que brindan compañía y confianza, tal como sucede con las relaciones humanas?, admite Matt Cassels, cabeza del estudio.

 

En la investigación destacó el interés sobre cuán sólidas son las relaciones con las mascotas en comparación con otros vínculos familiares estrechos. Se encuestaron a niños de 12 años provenientes de 77 familias donde hay, por lo menos, una mascota de cualquier especie. Los pequeños afirmaron tener relaciones sólidas con sus mascotas en comparación con las que tienen con sus hermanos.

 

Los resultados fueron que los niños que tienen perro

muestran relaciones con menores niveles de conflicto y mayor satisfacción que los dueños de cualquier otro animal.

 

A pesar de que las mascotas no alcancen un nivel de comprensión completo ni puedan responder de forma verbal, el grado de confianza que se alcanza con ellas no es menor ni comparable con el desarrollado con los hermanos. De hecho, el que las mascotas no puedan comprender o responder verbalmente tiene su lado positivo, pues los niños no se sienten juzgados por ellas.

 

Las niñas, en especial, manifestaron sentir más confianza, compañía y menos conflicto con sus mascotas que los niños, por lo que la interacción con sus mascotas es más profunda.