Categories
Así Crece

Movimiento anti vacunas en aumento en todo el mundo

Actualmente, muchos padres optan por no vacunar a sus pequeños, por diversas razones.

Actualmente, muchos padres optan por no vacunar a sus pequeños, por diversas razones.

Según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine, en EE.UU., el número de padres que eligen no administrar a sus hijos las vacunas requeridas debido a motivos no médicos como creencias religiosas o filosóficas, aumentó entre 2005 y 2011. 

Es un hecho que no sólo en Estados Unidos, sino en todo el mundo, incluyendo México, los grupos contrarios a las vacunas son cada más numerosos y con más capacidad para expresar sus dudas. Un artículo realizado por Saad Omer, epidemiólogo en enfermedades infecciosas de la Universidad de Emory, en Atlanta comenta que ?este movimiento antivacunas se está haciendo un poco más común?. Y una de las posibles razones es que se cree que el uso de vacunas podría estar relacionado con el desarrollo de autismo en 1 de cada 110 niños.

 

David Moreno, Coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, comenta que ?es importante explicar a los padres de los niños que no los vacunan que éstas han demostrado una y otra vez que son eficaces y seguras. Que con las vacunas se han conseguido erradicar del mundo infecciones como la viruela y a punto de erradicar la poliomielitis.

Hay poquísimos casos de rubéola, paperas, tétanos, meningococo C, etc. Ya no hay niños infectados por el virus de la hepatitis B cuyas madres si están infectadas. Y todo esto es gracias a las vacunas. Las vacunas, junto a la potabilización del agua, ha sido el mayor descubrimiento en la historia de la Medicina?. 

 

¿Por qué es importante vacunar a los niños?

 

Es simple, ?las vacunas sirven para prevenir ciertas enfermedades infecciosas peligrosas, activando nuestro organismo para que desarrolle defensas específicas contra ellas. Además, "enseñan" al sistema inmunológico a defenderse frente a esas infecciones, y en el caso de no recibirlas, esas infecciones pueden producir complicaciones graves o secuelas y provocar incluso la muerte», responde Moreno.