Categories
Así Crece

Niños entre 4 y 11 años, los más propensos a ser contagiados por piojos

De acuerdo con la OMS, los piojos son una patología reemergente en países en vías de desarrollo.

De acuerdo con la OMS, los piojos son una patología reemergente en países en vías de desarrollo.

En nuestro país, se han reportado brotes de estos organismos en la última década en distintos estratos sociales. La falta de información y la estigmatización han motivado que las familias no detecten de manera oportuna esta condición ni acudan con especialistas para erradicar el problema. Y ahora se sabe que el grupo más afectado a nivel global son los niños entre cuatro y 11 años, debido a la convivencia tan estrecha que mantienen.

 

El primer signo de su infestación, conocida clínicamente como pediculosis, es el picor intenso en la cabeza, principalmente en la zona de la nuca. Basta con abrir el cabello para observar a estos parásitos de color café o gris moverse. Otro problema ligado a la presencia de piojos son las liendres, como se le nombra a los huevecillos que ponen y que se adhieren fuertemente al pelo. En promedio, un piojo pone de tres a 10 liendres por día y, a lo largo de su vida, que es de cuatro a cinco semanas, entre 150 y 250 liendres, señalan los expertos.

 

Los centros escolares son los lugares donde más prevalece su contagio, debido a la estrecha convivencia que suelen mantener los niños, ya que el simple contacto de cabeza a cabeza, así como el préstamo de accesorios como peines o diademas, es suficiente para su transmisión. Aun cuando durante la primavera y el invierno se reporta un mayor número de casos, estos organismos pueden atacar en cualquier época del año.

 

Actualmente existen diversos métodos para eliminarlos, uno de los más usados es una inspección con el cabello húmedo, lo cual facilitará su observación. El siguiente paso es la remoción con la ayuda de un peine de dientes muy cerrados, de preferencia hecho con un material mecánico, pues mejora su erradicación y resulta más duradero. Pero lo más recomendable es acudir con un dermatólogo, ya que el uso irracional de fármacos pediculicidas entre la población general ha incrementado la resistencia de los piojos a los métodos comunes. Los tratamientos químicos con permetrina o fenotrina, que se utilizan en forma de shampoo, son efectivos en la eliminación de piojos. Las fórmulas con xilol son también muy potentes en el retiro de liendres.