Categories
Así Crece

Los niños también aprenden mientras duermen

Un estudio reveló que aunque estén descansando, el cerebro no lo hace.

Un estudio reveló que aunque estén descansando, el cerebro no lo hace.

Un crecimiento adecuado se basa en tres principios: una buena alimentación, protección y seguridad emocional y un correcto hábito de sueño. Y en este último caso, el sueño no sólo ayuda a reparar energías y a ayudar a que los niños crezcan.

Mediante el sueño también se logra un buen desarrollo mental, ya que facilita la madurez neurológica, lo que prepara a los niños para procesar y explorar el ambiente de modos cada vez más sofisticados.

El sueño tiene un papel muy importante en el fortalecimiento de la memoria de todo lo aprendido durante el día mientras estuvo despierto y finalmente, los niños procesan los estímulos de los sentidos y aprenden acerca de su ambiente aún cuando están dormidos.

 

Así, que según diversos estudios, el cerebro trabaja todo el tiempo.